Nuria Fernández: «Mi madre pensó que estaba detenida»

La Voz MADRID/EFE.

DEPORTES

16 dic 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Nuria Fernández, campeona de Europa de 1.500 metros, mostró cautela y silencio por los efectos de la operación Galgo contra el dopaje en el atletismo y pidió rigor informativo: «Mi madre pensó que estaba detenida y eso momentáneamente te destroza».

«El caso está abierto y hay que esperar, pero las informaciones que no son ciertas hacen daño. Cuando se destapó el asunto, mi madre me llamó mientras entrenaba porque pensaba que estaba detenida y me comentó que había dicho Sara Carbonero que me había dopado», dijo.

La atleta madrileña, que se entrena con Manuel Pascua Piqueras, rechazó comentar la situación creada: «Espero que se contrasten unas informaciones que momentáneamente te destrozan, que te dejan el cuerpo de jota», concluyó.