Una jueza embarga las cuentas que pueda poseer el Deportivo en 24 entidades financieras

Tras confirmarse la venta de Filipe numerosos acreedores, entre ellos Hacienda, aguardan para cobrar el dinero que les adeuda Lendoiro


a coruña/la voz.

Estefanía Cambón, magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 2 de A Coruña, ha decretado el embargo de las cuentas que pudiera tener el Deportivo en 24 entidades financieras. De esta forma, cualquier cantidad que figure en estas cuentas o que alguien ingrese deberá ser desviada a otra del juzgado. El objetivo de este embargo es que el Mallorca cobre parte del dinero que el Deportivo le debe por los pagarés devueltos y que, entre todos, totalizan 1,1 millones de euros.

BBVA, Banco Gallego, Caixa Galicia, Caixanova, Santander Central Hispano, Sabadell, Banesto, Atlántico, CAM, Caja Madrid, Bankinter, Deutsche Bank, Caja Rural, Bancaja, Unicaja, Zaragozano, Barclays Bank, Patagón, Oficina Directa-Banco Pastor, Banco Popular-E, I-Banesto, ING Direct, E-Bankinter y Uno-E son las entidades que han recibido ya la notificación del juzgado para bloquear las cuentas del Deportivo.

Las órdenes de bloqueo fueron cursadas a las diferentes entidades el pasado 23 de junio. Ese mismo día, la jueza decretó, asimismo, el embargo de los derechos de televisión vendidos por el Deportivo a Mediapro. Esto es que cualquier cantidad que la productora catalana tenga que abonar al club que preside Lendoiro debe ser desviada a la cuenta bancaria del juzgado para que este, a su vez, le pague al Mallorca.

Pero la balear no es la única entidad que tiene embargados bienes al club que preside Lendoiro. El Rentistas también tiene bloqueadas, vía judicial, nueve cuentas bancarias, así como los ingresos de Santa Mónica Sports, empresa que, entre otras operaciones, gestiona la publicidad estática y marcadores del estadio municipal de Riazor.

Más embargos

Del mismo modo, la totalidad de la plantilla blanquiazul e incluso Sergio Canales, sobre el que el Deportivo tenía derecho de cobro de su venta, están empeñados o embargados por entidades bancarias y por la Agencia Tributaria.

Entre ellos, Filipe Luis, cuyo contrato con el Atlético de Madrid se cerró ayer sin que se hicieran públicas las cantidades. Según algunas fuentes, la mitad del dinero que paguen por el jugador irá para Hacienda.

Acerca de la otra mitad, Caixa Galicia tiene poder de decisión sobre si se queda con alguna parte para ir rebajando la deuda. A mayores, al Atlético Baleares le corresponden 567.000 euros por un embargo, y el Rentistas espera que la jueza le conceda el millón que le debe el Deportivo. Si queda algo podría ser para Sergio, que tiene denunciado al club ante la AFE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
65 votos

Una jueza embarga las cuentas que pueda poseer el Deportivo en 24 entidades financieras