Los problemas crecen en los Lakers de Pau Gasol


Los play offs por el título de la NBA están ahí, a tres semanas de su inicio, con un actual campeón de la NBA repleto de dudas y discrepancias internas. Los Lakers sumaron en Atlanta su tercer sonrojo en cuatro partidos, dejando bien patente su bajo rendimiento. Fragilidad defensiva, ausencia de recursos en el banquillo y la vulnerabilidad en el puesto de base provocan la zozobra en el cuadro angelino.

Insolidaridad defensiva

Los Lakers echan de menos la agresividad que aportaba Ariza en el puesto de alero. La intermitencia de Artest comienza a desesperar a la afición de un equipo que también está acusando la baja por lesión de Bynum. Tampoco existen ayudas defensivas que tapen estos contratiempos, lo que ha provocado que las críticas arrecien desde el interior del vestuario.

«No estamos jugando bien en el apartado defensivo», declaró Bryant al concluir el partido ante los Hawks (109-92). «Tendremos que volver a trabajar duro», añadió. El veterano técnico Phil Jackson también lamenta la imagen de su equipo. «Les he comentado a los jugadores que no se desesperen durante el partido, dado que hay que dominar, pero con el concepto prioritario de primero el equipo», valoró. «Hay que mantener la solidez para dejar que al final sea el rival el que se hunda».

Fisher, en el ocaso

Es un secreto a voces en Los Ángeles que esta será la última temporada del veterano capitán Dereck Fisher en los Lakers. Casi todos los bases rivales mejoran sus números contra los de púrpura y oro. Fisher ya no está para muchos trotes y las alternativas de Farmar o Brown saliendo del banquillo tampoco convencen demasiado.

Los play offs están cada vez más cerca, y los Lakers ya saben que esta temporada no podrán disponer del factor cancha a su favor en una hipotética final con los Cavaliers de Lebron James.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los problemas crecen en los Lakers de Pau Gasol