James y la defensa fueron la clave del triunfo de los Cavaliers

Ganaron por 108-88 a los Celtics de Boston.


La figura del alero LeBron James y la defensa que hicieron los Cavaliers de Cleveland en el cuarto periodo fueron las claves que les permitió ganar por 108-88 a los Celtics de Boston, en el duelo de equipos punteros de la Conferencia Este.

James con 36 puntos, nueve asistencias y siete rebotes encabezó el ataque de los Cavaliers (45-14), que ganaron el segundo partido consecutivo para consolidarse en el primer lugar del Este y también con la mejor marca de la liga.

El base Mo Williams surgió también con su mejor toque de muñeca en el cuarto periodo al anotar 14 puntos, de los 19 que aportó al concluir el partido.

Williams anotó 7 de 13 tiros de campo, pero cinco fueron triples en nueve intentos, mientras que el alero brasileño Anderson Varejao se convirtió en el sexto jugado al aportar un doble-doble de 14 tantos con 10 rebotes.

Varejao jugó 31 minutos para anotar 6 de 7 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal, puso tres tapones y recuperó dos balones.

La labor de Varejao tuvo doble valor porque se produjo después de que el pívot Shaquille O'Neal tuviera que abandonar el partido en el primer cuarto al hacerse daño en el dedo gordo de la mano derecha.

Aunque el informe médico definitivo no fue dado a conocer, el primer comunicado de los Cavaliers empleó el adjetivo de una lesión «importante».

La lesión de O'Neal puede hacer todavía más importante la vuelta del veterano pívot Zydrunas Ilgauskas que ha llegado ya a un acuerdo con los Wizards de Washington para comprar su contrato y dentro de un mes poder fichar por el equipo que lo desee con el salario mínimo que debe comprar un veterano que no supera el millón de dólares.

Antes de abandonar el campo, O'Neal aportó seis puntos después de anotar 3 de 8 tiros de campo y capturar dos rebotes en los 12 minutos que jugó.

Los Cavaliers concluyeron el partido con un 53 por ciento de acierto en los tiros de campo, el 48 (10-21) de triples y el 76 (16-21 de personal comparados al 41, 33 (6-18) y 70 (16-23), respectivamente, de los Celtics.

El equipo de Boston confirmó su inconsistencia al jugar una primera parte brillante con el base Rajon Rondo de líder imparable y un cuarto periodo en el que sólo anotaron tres canastas para quedarse con un parcial de 14-35.

El escolta Ray Allen con 21 puntos y Rondo que aportó un doble-doble de 19 tantos y 11 asistencias, fueron los mejores de los Celtics (36-20) que se alejan del segundo lugar de la Conferencia Este después de haber perdido dos de los cinco últimos partidos disputados.

El alero Kevin Garnett aportó también un doble-doble de 10 tantos, 10 rebotes, cinco asistencias y una recuperación de balón, pero de nuevo no fue factor ganador para los Celtics, que echaron en falta la baja del alero Paul Pierce, que siguió de baja al sufrir la torcedura del dedo gordo de la mano derecha.

Los Celtics, como ya es habitual en su juego, comenzaron el partido de forma brillante y arrolladora, pero se vinieron abajo a partir de la mitad del tercer cuarto, para en el últimos los Cavaliers dominar por completo las acciones y concluir la segunda parte con parcial de 32-60.

Los aficionados de los Celtics, que llenaron el TD Garden, comenzaron a abandonar sus asientos a mitad del cuarto periodo en señal de desaprobación por juego de su equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

James y la defensa fueron la clave del triunfo de los Cavaliers