Tras la estela de los Ricardos con la selección helvética


Rafael Díaz no hace más que seguir la estela de otros dos gallegos que han acumulado honores con la cruz de la Confederación Helvética en el pecho: los Ricardos.

Primero, Ricardo Cabanas, el precursor. Todo un referente en el fútbol suizo, este centrocampista cuya familia es originaria de Carral (A Coruña) participó en el Mundial de Alemania 2006 y en la última Eurocopa (con sede compartida entre Austria y Suiza), hace dos años. El único gallego en el campeonato de Europa de selecciones que ganó España lleva dentro los colores de un histórico: el Grasshopper. Salvo breves incursiones en Francia (Guingamp) y Alemania (Colonia), Cabanas desarrolló su carrera en el club que lo vio crecer. También jugó con la selección gallega en el 2005, 2006 y 2008.

Detrás del gallego más internacional de Suiza viene pisando con fuerza otro Ricardo: Rodríguez. Su padre nació en Crecente (Pontevedra) y él es campeón del mundo en categoría sub-17 desde noviembre. El futuro lateral izquierdo de la selección absoluta suiza acaba de firmar su primer contrato profesional con su club, el Zurich, uno de los punteros del país.

Dos gallegos más han escrito sus páginas en la historia reciente del fútbol helvético. Uno de ellos, Gerardo Seoane, es el capitán del Lucerna, equipo al que regresó en el 2007 tras haber fraguado una consistente carrera en el país adonde emigraron sus padres desde Carballo (Sion, Bellinzona, Aarau y Grasshopper) y haber probado fortuna en el Deportivo (1998-2002).

El otro, Carlos Varela (con orígenes en Laracha y Cambre), que este año abandonó el Young Boys de Berna para enrolarse en las filas del Neuchatel Xamax, otro histórico. Varela ya tiene en su sala de trofeos particular títulos como la Superliga o la Copa de Suiza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Tras la estela de los Ricardos con la selección helvética