El presidente y toda la junta del Zaragoza dimiten en bloque

Agencias / La Voz

DEPORTES

31 dic 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

El próximo rival del equipo de Lotina ha sumado a la crisis deportiva la institucional.

El que era presidente del Real Zaragoza desde el 2006, Eduardo Bandrés, renunció ayer al cargo. No se fue solo: lo emuló todo su consejo administración. El club pasa a estar dirigido por su máximo accionista, Agapito Iglesias, el constructor que designó presidente a Bandrés hace tres años y medio.

Bandrés leyó ayer el comunicado de su renuncia en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por Iglesias. Explicó que la decisión fue tomada «de mutuo acuerdo» con el máximo accionista y para que este tenga la libertad de acción que le permita configurar una estructura de gobierno del Zaragoza «más acorde con las necesidades del momento».

Bandrés, que para acceder a la presidencia del club renunció a continuar como consejero de Economía del Gobierno aragonés, destacó que se siente responsable al completo de los errores cometidos en los tres años y medio de trabajo «honesto». Aseguró que el proyecto que llegó con Agapito Iglesias se vio desbaratado en la segunda temporada, en la que con el mayor presupuesto de la historia del club se descendió a Segunda División.