«Siempre he respondido, el único que ha ganado Mundiales he sido yo»

El cántabro recuerda que él tiene los mejores resultados de la selección y dice que trabajará para Alejandro Valverde si no tiene ninguna oportunidad


Óscar Freire (Torrelavega, 1976) se reencuentra con su prueba. Disputará mañana el Mundial en ruta. Y, aunque esta no ha sido su mejor temporada y comparte selección con Alejandro Valverde y Samuel Sánchez, el cántabro se reivindica para buscar una meta que no está al alcance de ninguno de sus compañeros: su cuarta corona.

-¿Cómo llega?

-Creo que llego bien, pero esto ya se sabe cómo es. Hasta que no me vea en la carretera no sabré cómo estoy realmente. Lo que sí es verdad es que no estoy como en mis mejores mundiales, no al menos como el del 2004 [el de Lisboa, donde ganó], que fue la prueba en la que mejor me he encontrado como ciclista en toda mi carrera.

-¿Si llegase como en Lisboa, qué se podría pensar de sus posibilidades?

-Igual pensaría que puedo ganar. En cualquier caso, sé que llego bien.

-¿Piensa en ganar? ¿Sería un fracaso no hacerlo?

-Sé que es una buena oportunidad para poder ganar cuatro mundiales. Pero si no gano, no creo que sea un fracaso. Por una vez que no tuviese un buen día no pasaría nada.

-El seleccionador ha dicho que Valverde será el líder del equipo, ¿le preocupa?

-En parte no me preocupa, pero yo nunca he fallado en un mundial. Cuando se ha corrido para mí, siempre he respondido, el único que ha ganado mundiales he sido yo. Mejores resultados que yo no los tiene nadie. Otra cosa es ganar la Vuelta a España. El año pasado la ganó Alberto Contador y luego no terminó el mundial. A la vista está mi rendimiento en la selección.

-¿Le va a decir algo al respecto al seleccionador?

-No puedo decirle nada. Le diré lo que pienso si llega el caso de que no cuentan conmigo.

-¿Trabajaría usted para Alejandro Valverde ?

-Si veo que no tengo ninguna oportunidad no tendría ningún problema en ayudarle. Repito, yo nunca he fallado. El año pasado falló la táctica del equipo.

-¿Podría volver a pasar lo del año pasado, en el que la selección fue un descontrol?

-Puede pasar, y seguirá pasando si no se hacen las cosas bien, como le pasó a Italia durante muchos años. Dependerá de cómo se corra y de si se hacen las cosas bien.

-Usted vive cerca del circuito, ¿dónde se ha entrenado?

-Llegué a Suiza el miércoles. He estado entrenando en Cantabria, donde siempre. Pero los primeros días después de mi abandono en la Vuelta hizo muy malo y no pude trabajar mucho, no al menos todo lo que hubiese querido.

-No hay ningún corredor que viva tan cerca del circuito de Mendrisio como usted, ¿le da eso alguna ventaja?

-Es verdad. No hay nadie que viva tan cerca. El que más se acerca es Cadel Evans, que vive a un lado del circuito. Yo vivo en el medio. La meta está cerca de mi casa. Paso muchas veces por ella cuando entreno. Pero todos conocen este circuito.

-¿Es tan duro como se dice?

-No hay que subir puertos, pero es duro. Lo de los mundiales y los circuitos es complicado. El de Lisboa era muy duro pero se tomó con mucha calma, se fue muy despacio, se controló bien. En Mendrisio, entre subida y subida no habrá tiempo para recuperar. Es el trazado más duro que yo he visto en toda mi carrera. Es bueno para corredores que ataquen de lejos. No hay forma de que trabaje un equipo, no se puede controlar. No puede ponerse nadie a tirar. Pueden producirse sorpresas.

-¿No tiene la impresión de que es un Mundial muy duro para usted?

-No lo sé. Hasta ahora en todos los que he corrido he andado bien, salvo en el de Stuttgart, en el que no anduve todo lo que esperaba, pero gané el esprint del grupo, por lo que tampoco fallé.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Siempre he respondido, el único que ha ganado Mundiales he sido yo»