Hoy se cumplen 50 años del triunfo de Bahamontes, que abrió camino de los españoles en la ronda francesa


Tiene 81 años, que cumplió el pasado 9 de julio, en la etapa que llegó a Barcelona, y es el segundo corredor con más edad que sigue vivo y que sabe lo que es ganar la grande boucle . Solo hay uno con más años que él, el suizo Ferdinand Kübler, que tiene 90 y se impuso en 1950. Federico Martín Bahamontes ganaba tal día como hoy, 18 de julio, el Tour de 1959. Abrió un camino por el que luego transitarían Luis Ocaña (1973), Perico Delgado (1988), Miguel Induráin (1991, 1992, 1993, 1994 y 1995), Óscar Pereiro (2006), Alberto Contador (2007) y Carlos Sastre (2008).

Bahamontes logró el primer gran éxito a nivel individual del deporte español. Y eso que llegó al ciclismo tarde, a los 19 años, y lo hizo procedente del estraperlo. Transportaba en la bici productos que luego vendía. Eso dice él que le dio una fuerza especial en las piernas. Iba a dos pueblos de Toledo: Gálvez y Torrijos. Luego volvía. En total, 60 kilómetros cargado de garbanzos, pan y harina. Su primera carrera, a esa edad, también fue un 18 de julio. Le dejaron una camiseta y un pantalón de baloncesto. Se comió un plátano y un limón con cáscara durante la prueba.

Para que su madre le dejase entrenar tenía que sacarse 50 pesetas con las ventas.

No hay una única razón que le permitiese convertirse en uno de los mejores escaladores. Quizá el hecho de empujar con la bicicleta carretillas cargadas con cien kilos de verduras en las cuestas de Toledo. O los entrenamientos en el Cerro de los Palos.

Seis premios de la montaña

Vencedor en seis ocasiones del premio de la montaña, el Tour de 1959 fue su consagración. Había fichado por el Tricofilina a instancias de Fausto Coppi, que lo convenció de que tenía que disputar la general. Antes de la carrera se hizo campaña en Bilbao para que Jesús Loroño fuese el jefe de filas en el Tour. Dalmacio Langarica, el director, apostó por Bahamontes. Le llamaron antivasco y apedrearon su autobús.

En el Tour del 59 estaba Charly Gaul, que había ganado en el 58. Contaba con un cuarteto de lujo, Louison Bobet, Jacques Anquetil, Roger Riviere y Raphael Geminiani. Gaul tuvo un desfallecimiento en el macizo central. Bahamontes atacó en el Puy de Dome, donde sacó un minuto y medio a Gaul. A tres minutos y medio llegaron Anglade, Riviere y Anquetil. Y Bahamontes colocó a España en el mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Hoy se cumplen 50 años del triunfo de Bahamontes, que abrió camino de los españoles en la ronda francesa