Nueva ración de montaña con una etapa de 78 kilómetros y final en el Blockhaus

Agencias

DEPORTES

27 may 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

Después del día de descanso, el Giro regresa con una etapa envenenada. Un recorrido de 78 kilómetros, 18 de ellos de ascensión al Blockhaus, la cima coppi de la ronda, aunque la subida no alcanzará la cumbre.

Esta será la penúltima oportunidad para los escaladores, que también podrán presentar batalla en el Vesubio. Menchov y Di Luca se mostraron muy sólidos en Monte Petrano, donde firmó su exhibición Carlos Sastre. El español, que ocupa la tercera plaza de la general, dice que mantiene intacta su motivación para mejorar en los dos finales en alto que restan.