Bertagnolli gana la etapa del Giro y Menchov sigue líder

Agencias

DEPORTES

25 may 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

El italiano Leonardo Bertagnolli, de 31 años, inscribió su nombre en el Giro al ganar en solitario la decimoquinta etapa, de 161 kilómetros entre Forli y Faenza, en la que su compatriota Ivan Basso atacó sin éxito a los favoritos y el ruso Denis Menchov conservó la maglia rosa.

Basso, sexto en la general a 3 minutos y 3 segundos de Menchov, atacó en el último ascenso pero su aventura, secundada por Stefano Garzelli, solo duró diez kilómetros y terminó a 18 de meta después de haber tenido 38 segundos de ventaja sobre el grupo del líder y del español Carlos Sastre.

Además del calor, el recorrido presentaba cuatro dificultades montañosas de poca entidad, la última a 26 kilómetros de la meta, por lo que la jornada se presentaba propicia para los velocistas antes de la etapa montañosa del hoy.

Transcurridos 30 kilómetros se formó una fuga de 16 corredores, entre los que el mejor colocado era el colombiano Serpa, a casi 10 minutos de Menchov, cuyo equipo, el Rabobank, controlaba el pelotón. Cuando la ventaja de los fugados superó los seis minutos, el Liquigas de Ivan Basso comenzó a tirar en el pelotón para preparar el ataque de su líder en el ascenso a Monte Casale, aprovechando que el líder Menchov se había quedado ya sin compañeros a 40 kilómetros de la meta.

Garzelli se fue con Basso y abrieron un pequeño hueco con el grupo en el que marchaban el líder, Di Luca y Carlos Sastre. A 25 kilómetros de la meta, del primer grupo de 16 fugados solo quedaban dos en cabeza (Pauwels y Bertagnolli), con dos minutos y medio de ventaja sobre Basso y Garzelli, que a su vez tenían 38 segundos sobre los favoritos.

Sin embargo, la apuesta de Basso y Garzelli no obtuvo fruto. Su ventaja fue disminuyendo hasta que, a 18 kilómetros de meta se entregaron al grupo de la maglia rosa. Bertagonolli, del equipo italo-venezolano Diquigiovanni-Androni, se quedó solo arriba, una vez que Pauwels recibió órdenes de dejarse caer. Faltaban todavía diez kilómetros pero el italiano tuvo fuerzas para mantener su ventaja.