Alonso resucita con el difusor


Fernando Alonso resucitó cuando comenzaba a enterrarse. El asturiano acabó segundo en la calificación del Gran Premio de China. Respira gracias al aire del nuevo difusor que Renault instaló ayer en el R29 en una auténtica contrarreloj. El ex campeón mundial estará en la primera línea de parrilla entre los Red Bull de Sebastian Vettel, un piloto emergente en una escudería que se consolida, y Mark Webber. Los Brawn GP de Rubens Barrichello y Jenson Button se cayeron a la cuarta y la quinta plazas, respectivamente. Otra nueva vuelta de tuerca del Mundial.

Alonso corrió veloz. Y ligero. Porque, en principio, será el primer piloto que tendrá que visitar los boxes hoy en carrera ( 9.00 horas, La Sexta ), ya que es el que parte con menos combustible. Pero, estrategias de carrera a un lado, el español ha dado un golpe de efecto. Si antes mencionaba la novena plaza o la décima como la posición natural de Renault, ahora sube a la sexta, flirtea con otras expectativas. Con Ferrari y McLaren atascados en su propia guerra del difusor.

Los bandazos del Mundial

Los bandazos de Alonso son un perfecto resumen del sinuoso camino marcado por la fórmula 1 en este corto pero intenso tramo de la presente temporada. Comenzó sufriendo en las sesiones de calificación de las dos primeras carreras. Vivió el desengaño del KERS y fue víctima del reinado de los difusores. Cargó contra las lagunas del reglamento en las que navegó Ross Brawn y censuró la tardía reacción de la Federación Internacional del Automóvil. Pero, mientras tanto, su equipo diseñó su propio difusor para incorporarlo lo antes posible. En Enstone se fraguaban las novedades que empiezan a asomar ahora. Y sorprendió su rapidez. La pieza llegó a Shanghái en el avión privado de Flavio Briatore justo antes de los últimos ensayos libres.

A 187 milésimas de la «pole»

A pesar de la improvisación, el cambio ha sido espectacular. Alonso superó las dos primeras tandas de entrenamientos sin sufrimiento, olvidó las penurias de Australia y Malasia. Y en la Q3 finalizó solo a 187 milésimas de Vettel. Se esperaba que la reacción del equipo de Briatore llegara en el Gran Premio de España, en mayo. Pero el doble campeón mundial regresa a la primera fila, esa de la que parecían haber sido desterrados los peces gordos de los últimos tiempos. Una sorpresa más en el campeonato de lo inesperado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Alonso resucita con el difusor