Briatore: «Es como si el Reggina, el Lecce y el Bari dominaran en Italia»


Flavio Briatore censura el nuevo desorden mundial en la fórmula 1 generado por los difusores traseros de Toyota, Branw GP y Williams. El pasado miércoles, el Tribunal de Apelación de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) aprobó la legalidad de estos elementos, con lo que el resto de equipos están entregados ahora a una loca carrera para copiar los extractores de sus imaginativos rivales. «El campeonato se lo disputan Nakajima, Barrichello y Glock. Es como si el Reggina, el Lecce y el Bari mandaran en el Calcio, en Italia, y el Milan y el Inter estuvieran detrás. Todo el mundo se preguntaría qué está pasando», ironizó Briatore, que añadió que en esta situación «en tres o cuatro carreras el Mundial estará decidido».

«Cuando se habla de reglamento, se menciona también el espíritu de la norma. Ferrari y los demás siempre pensamos que deberían prohibirse los elementos de apoyo. Esa es la dirección que había tomado la FIA. El año pasado Renault quería hacer más o menos lo mismo respecto a los difusores y la FIA nos lo impidió», señaló el italiano.

En todo caso, Briatore propone que a partir de ahora las normas sean mucho más claras. «Quiero reglamentos que yo también pueda entender, que no estén solo al alcance de ingenieros y de abogados». Añadió que la reunión del Tribunal de Apelación de la FIA demuestra que las reglas necesitan ser diáfanas. «Los abogados se pasaron dos horas hablando para especificar qué era un agujero», dijo en referencia al famoso difusor. «Tiene que ser negro o blanco. Si es gris, hay que tomar una decisión que valga para todo el mundo», opinó.

Unos 10 millones por equipo

El patrón de Renault destacó, además, los costes económicos que tendrán que afrontar ahora las escuderías para desarrollar sus propios difusores. «El impacto económico será enorme, seguro. Serán unos 10 millones de euros por equipo», calculó.

Briatore y sus colegas de otros equipos que se consideran perjudicados critican con dureza la tardanza de la FIA en adoptar una decisión firme. «Un problema así hay que resolverlo antes del primer gran premio», afirmó Briatore, que pidió más claridad en el reglamento.

Stefano Domenicali, patrón de Ferrari, señaló: «La FIA debería haber reaccionado antes. Todo esto da muy mala imagen de la fórmula 1». Los bólidos rojos podrían contar con difusores a partir del Gran Premio de España, a comienzos de mayo. «Pero habrá que cambiar toda la parte trasera del monoplaza», apunto Domenicali.

Felipe Massa reconoce que queda mucho trabajo por hacer para que su equipo pueda acercarse a Brawn, pero cree que «todavía no es tarde para luchar por el título».

Sin embargo, Nico Rosberg (Williams), que sí dispone de un coche con difusor, advirtió que «las otras escuderías necesitarán varias carreras para poner a punto los difusores, ya que no será fácil que funcionen bien a la primera».

A pesar de las quejas, la fórmula 1 continúa con su particular revolución. Es probable es que Brawn domine también la sesión de calificación de Shanghái, que tendrán lugar mañana a partir de las 8.00 horas (La Sexta).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Briatore: «Es como si el Reggina, el Lecce y el Bari dominaran en Italia»