El Liverpool roza la proeza en un partido épico

Colpisa

DEPORTES

Los de Benítez se adelantaron por dos veces en el marcador y amenazaron con la remontada ante un Chelsea que reaccionó en la segunda parte.

15 abr 2009 . Actualizado a las 00:58 h.

Chelsea, rival del Barça en semifinales, y Liverpool construyeron en Stamford Bridge un monumento a la épica, al pundonor, al fútbol en estado puro, sin especulación, sin trampa, típicamente británico aunque con varios protagonistas españoles. Un duelo inmenso, repleto de alternativas, en el que los 'reds' murieron en la orilla y durante muchos minutos rememoraron la histórica final de Estambul en la que se coronaron ante el Milan pese a perder 3-0 en el descanso.

Pocos equipos, por no decir ninguno, acumulan tanta fe, orgullo y amor propio como el Liverpool. Es la historia de este peculiar club que, ciertamente, nunca caminará solo y con Benítez no adivina metas imposibles.

Con un 1-3 adverso en la ida, y en feudo de la poderosa 'franquicia' de Abramovich, lo más recurrente es dar la eliminatoria casi por perdida y centrarse en la batalla con el Manchester United por la Premier. Y no digamos ya si te pones 0-2 en el descanso, acaricias el gloria, pero te remontan en un visto y no visto y resulta que pierdes 3-2 (6-3 en el total) a falta de apenas diez minutos. Pero los 'reds' jamás se rinden, incluso sin Gerrard de titular. Mientras haya vida, tienen esperanza. Su obligación es dejarse hasta la última gota de sudor pegada en su camiseta, en su escudo. Y si hay que morir, el tránsito debe de ser digno.