Pittsburgh gana su sexta Super Bowl

?DPA

Los Pittsburgh Steelers ganaron su sexta corona de la NFL estadounidense al derrotar por 27-23 a los Arizona Cardinals en la edición número 43 de la Super Bowl, celebrada en Tampa (Florida). Un pase de seis yardas del quarterback Ben Roethlisberger a Santonio Holmes le dio un oportuno touchdown a Pittsburgh a solo 35 segundos de la conclusión de la gran cita del deporte norteamericano. Los Steelers lograron la remontada y la gloria.

Pittsburgh extendió a 61 las temporadas que ya completa Arizona sin haber ganado un título, ya que conquistaron su única corona de la NFL en 1947. Es la segunda sequía deportiva más duradera en el deporte estadounidense, solo superada por los 100 años de travesía del desierto de Chicago.

Por contra, Pittsburgh suma un nuevo triunfo a los conseguidos en los años 1975, 1976, 1979, 1980 y 2006, y supera así a los pentacampeones San Francisco y Dallas.

Parecía que los Steelers se encaminaban hacia una fácil victoria por 20-7, pero en el último cuarto los Cardinals lograron zafarse del entramado defensivo y marcar dos touchdowns . Faltando 7 minutos y 19 segundos para el final, el mariscal de campo Kurt Warner conectó con un pase de una yarda a Larry Fitzgerald, quien consiguió descontar seis puntos. Y una patada de Justin Harwig metió de nuevo a Arizona en la batalla (20-16). A 2 minutos y 25 segundos de la conclusión, de nuevo Warner volvió a encontrar a Fitzgerald, para que este anotara en un pase de 64 yardas que puso delante al equipo del desierto (23-20).

En el último minuto, Pittsburgh volvió a apretar la marca sobre Warner, quien comenzó a fallar con más frecuencia, y los Steelers implanta r on su famosa cortina de acero para cortarles las alas a sus rivales, los pájaros rojos .

En su última oportunidad, Pittsburgh fabricó ocho jugadas para acercarse a la zona peligrosa de Arizona, hasta que llegó el momento decisivo del duelo. La jugada clave del partido fue la anotación de Holmes, que con un salto felino capturó el pase aéreo de 40 yardas del Big Ben Roethlisberger hacia la esquina derecha de la línea de fondo, para caer por unos centímetros dentro de los límites del terreno.

El mejor, un ex camello

Holmes, que firmó nueve capturas para un total de 131 yardas, fue nombrado el jugador más valioso de la Super Bowl. El deportista, de 24 años, admitió hace unos días que durante un año de su vida se dedicó a vender drogas en una esquina de su ciudad natal, Belle Glade, en el sur de Florida.

Además, el triunfo de los Pittsburgh Steelers ha convertido al técnico Mike Tomlin, de 36 años, en el entrenador más joven que lleva a la victoria a su equipo en una Super Bowl.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Pittsburgh gana su sexta Super Bowl