Los mejores recuerdos de Xisco

El delantero retornará al once frente al Atlético, el rival de su primer partido con el Dépor y al que volvió a enfrentarse en su debut como titular en Primera División


Xisco afila sus armas con una sonrisa en los labios. Visitará mañana (21.00 horas, Canal Plus) a un rival que le trae los mejores recuerdos. La trayectoria del máximo goleador deportivista de esta temporada comenzó frente al Atlético de Madrid. Por partida doble, además. Su debut con el primer equipo se produjo en un amistoso contra el conjunto rojiblanco y, meses después, se estrenó ante el mismo contrincante en el once coruñés en Liga. «No lo olvidaré en la vida. Mi primera ovación en Riazor fue contra el Atlético», señala.

Con 18 años recién cumplidos, el delantero entró en la convocatoria de Javier Irureta para enfrentarse al Atlético y al AEK de Atenas en el trofeo Hellboy, un triangular organizado con el fin de promocionar la película que por entonces patrocinaba al cuadro del estadio Vicente Calderón. Se disputó el 4 de septiembre del 2004, tras la jornada inaugural de la Liga y en pleno parón por los compromisos de las selecciones nacionales. Al lado de Xisco viajaron a Madrid sus compañeros del Fabril Pita y Dani Cancela.

Estreno

El balear solo disputó los instantes finales del choque contra el anfitrión. «Hubo una jugada polémica, unas manos de García Calvo que el árbitro no pitó y que nos podían haber dado la victoria, pero al final fuimos a los penaltis y perdimos», recuerda el futbolista.

Su debut en Primera División tardó varios meses en llegar. Disputó unos minutos contra la Real Sociedad (el 16 de abril del 2005), el Racing de Santander y el Sevilla, pero como titular no participó hasta el 8 de mayo. «Ganamos por 2-0 y creo que completé un buen partido porque la gente me aplaudió cuando me cambiaron», afirma orgulloso. Su sustituto fue Fran. «Ya en el vestuario le pedí la camiseta a Torres y aún la tengo, la guardo con mucho cariño», reconoce. A la jornada siguiente, ante el Zaragoza en La Romareda, llegó su estreno goleador con dos tantos.

De nuevo con el Atlético de Madrid en su camino, Xisco volverá al once deportivista, después de que Miguel Ángel Lotina le concediera descanso en el partido del pasado miércoles contra el Levante. «Por sus características físicas -se explicó entonces el técnico-, tiene que estar al cien por cien, porque es un jugador potente que necesita margen de recuperación».

Racha

En pleno debate sobre la verdadera valía de los delanteros deportivistas y su escaso acierto anotador en los dos primeros tercios del campeonato, el artillero respondió con todo un golpe en la mesa. De los nueve goles con que cuenta en la actualidad, cinco llegaron en dos partidos geniales. Sus tres tantos al Murcia dibujaron la mejor versión de un futbolista fuerte y veloz, pero también efectivo. Marcó otros dos más a la siguiente jornada, contra el Racing de Santander, y su juego siguió en ascenso a la par de los triunfos de su equipo.

Solo el tropiezo de Zaragoza, donde apenas le llegaron pases en condiciones para encarar a la defensa rival, le abrió las puertas de la titularidad a Bodipo, quien no aprovechó su oportunidad. Pese a todo, Xisco considera injustas las críticas y los silbidos que el sevillano recibió durante el choque. «Lo que debería hacer la afición es animar. Se trata de un compañero que pasó mucho tiempo parado por culpa de las lesiones y no puede tener el mismo ritmo que el resto. Debe ganar confianza y para eso lo ideal es apoyarlo, ya que si él juega bien nos beneficiamos todos», explica.

Cinco encuentros después de su derroche goleador, Xisco confía en recuperar el olfato frente al Atlético de Madrid, el rival que mejores recuerdos le trae. «Ojalá que siga la racha».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los mejores recuerdos de Xisco