Riazor disfrutó de una remontada en la Liga casi dos años después


Buen augurio. Riazor presenció el sábado lo casi nunca visto. Hacía algo menos de dos años que el Deportivo no remontaba un marcador adverso delante de su parroquia en campeonato de Liga. La última vez fue contra el Málaga de Juan Rodríguez, en marzo del año 2006. Marcó el portugués Duda en el minuto treinta y cinco, pero también los hizo Víctor Sánchez del Amo en 54 y en el 70. Las cosas han cambiado tanto que, desde entonces, el Málaga juega en Segunda División, el Dépor lucha por evitarlo, Juan Rodríguez es deportivista, Duda sevillista (víctima, de nuevo, de la reversión) y Víctor forma parte de la plantilla del Elche de David Vidal. Casi nada.

El sábado, arropado por el aliento de los suyos, el Deportivo le dio la vuelta a una tortilla que pintaba mal. En las dos últimas ocasiones, el Espanyol fue el equipo que comenzaba ganando y terminaba perdiendo.

En la última remontada deportivista, el equipo perico se adelantó por medio de Tamudo en junio del año pasado (última jornada de Liga), pero terminó claudicando al poderío de los goles de Iago Iglesias (el último oficial con la camiseta blanquiazul), Sergio y Riki. Al final, uno a tres para los de Caparrós en el Lluis Companys. De aquel once inicial, repitieron titularidad el pasado sábado Aouate, Coloccini, Lopo, Filipe Luis, Manuel Pablo y Bodipo.

Un año antes (los ciclos son largos en el Deportivo moderno), la remontada contra el Espanyol se dio en la jornada treinta y seis del campeonato de la regularidad. Fue en el mismo escenario y el marcador final registró un 1-2, lejos del 1-0 que señalaba en el minuto cuarenta y tres, después del gol de Luis García. Iván Carril y Diego Tristán (también en su última diana oficial como delantero del Deportivo).

No es habitual ver al Dépor remontar un partido de Liga, pero lo que sólo ha podido presenciarse en una ocasión fue que el cuadro coruñés se rehiciese de dos tantos en contra para terminar ganando un encuentro. Fue en la quinta jornada de la temporada 1992-1993, en uno de esos memorables pulsos contra el Real Madrid en Riazor. Tres a dos final, después de comenzar perdiendo por culpa de los goles de Fernando Hierro y de Zamorano. Bebeto igualó la contienda, pero fue Ricardo Rocha el que desequilibró en propia meta.

Gracias a la inusual remontada vivida el sábado, el Deportivo pudo disfrutar de un domingo tranquilo, ya que se situó fuera de los puestos del descenso que ha ocupado las tres últimas semanas al beneficiarse de la derrota del Recreativo de Huelva (2-3) ante el Real Madrid.

El Deportivo ha estado catorce jornadas de Liga ocupando los puestos de descenso, siete de ellas de forma consecutiva en la penúltima posición (de la decimoquinta a la vigesimoprimera).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Riazor disfrutó de una remontada en la Liga casi dos años después