Javier Irureta vuelve a los banquillos para entrenar al Real Zaragoza


Javier Irureta se convirtió ayer en el nuevo entrenador del Zaragoza. El ex técnico del Celta y del Deportivo sustituye a Ander Garitano, que dimitió ayer tras solo una semana al frente del conjunto aragonés, y hoy mismo comenzará a entrenar a su nuevo equipo. El irundarra es el tercer preparador que se hace cargo de este equipo en la actual temporada. Aún está sin confirmar si Irureta contará en su regreso a los banquillos con el gallego Paco Melo como ayudante.

En una decisión inesperada, Garitano confirmó ayer que deja el cargo por «razones estrictamente personales», apenas siete días después de sustituir a Víctor Fernández. Aseguró que no se siente «anímicamente fuerte» para seguir al frente del cuadro maño, pero no quiso ahondar en los motivos. Garitano leyó un comunicado y recalcó que deja de ser «entrenador de la primera plantilla. Mi decisión, por sorprendente que parezca, se debe única y exclusivamente a razones personales, estrictamente personales», sentenció. Así, aseguró no estar «de acuerdo con alguna de las especulaciones» que se han publicado y que aseguran que su marcha se debe a un encontronazo con la directiva por una supuesta polémica con D'Alessandro y ha recalcado que le parece «injusto» que se cargue contra los responsables del club que le «brindaron su apoyo». «Para ellos -añadió- solo tengo palabras de agradecimiento y os pediría el máximo respeto. Acepté el cargo sin ninguna exigencia sobre la plantilla, a la que considero suficientemente capacitada para dar lo mejor. Mi idea era aprovechar todos y cada uno de los recursos con los que cuenta para salir adelante, sin ninguna distinción», afirmó.

Solo motivos personales

Posteriormente, a preguntas de los periodistas, Garitano insistió en que los motivos de su marcha solo son personales y no se extendió más. «Tal como estoy yo, hubiera perjudicado al equipo y al club y quiero que sea ahora que el equipo está a mitad de tabla. No me veo anímicamente fuerte para afrontar el reto. Prefiero que venga otra persona porque el equipo necesita a alguien que está anímicamente al cien por cien». Igualmente, al ser cuestionado sobre qué ha cambiado, Garitano ha reiterado que «se debe única y exclusivamente a razones personales. No voy a entrar, no me encuentro con el ánimo, tengo una causa importante que no me deja estarlo y espero que lo respetéis. No he tenido ningún problema, solo os pido respeto para la decisión, la mejor para el club, no sé si para mí, pero eso no me preocupa; solo quiero que el equipo esté fuerte y el club no se vea perjudicado».

Garitano, que se convirtió en entrenador del equipo maño el pasado lunes tras la destitución de Víctor Fernández, apenas dirigió al Real Zaragoza en dos partidos: en la derrota ante el Racing en Santander, que supuso la eliminación en la Copa del Rey, y en la victoria del pasado domingo (3-1) contra el Murcia, el primer triunfo liguero del equipo después de nueve jornadas. Garitano, de 38 años, militó seis temporadas como jugador en el Real Zaragoza y posteriormente se incorporó al club como técnico de las categorías base. Antes de firmar por el primer equipo dirigía al equipo de División de Honor juvenil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Javier Irureta vuelve a los banquillos para entrenar al Real Zaragoza