Chris Coleman abandona la Real Sociedad e Irureta suena como sustituto

El entrenador galés renuncia a los dos años de contrato que le quedan y cierra su polémico periplo en San Sebastián.


El entrenador de la Real Sociedad, Chris Coleman, ha anunciado su decisión de abandonar el club por sus profundas diferencias con el nuevo presidente, Iñaki Badiola, y de renunciar a cualquier indemnización que pudiera corresponderle por los dos años de contrato que le quedan por cumplir.

«Dejamos de ser entrenadores de la Real Sociedad y abandonamos el cargo con mucha tristeza ya que es un club fantástico, pero que vive un momento difícil. Las cosas han cambiado con la llegada de Badiola porque hay dos formas diferentes de ver el club y de trabajar», dijo esta tarde Coleman, quien ofreció una rueda de prensa, acompañado de su ayudante Steve Kean, en la que no admitió preguntas.

El técnico galés abandona su cargo seis meses después de firmar por tres años con el club donostiarra para liderar un proyecto en el que tenía gran protagonismo el trabajo de cantera y en el que se marcaban el ascenso a Primera como una meta a medio plazo. El principal candidato para ocupar el banquillo donostiarra es el ex entrenador del Deportivo, Javier Irureta.

La llegada de Badiola y su intención de reforzar notablemente el equipo para ascender esta misma temporada a primera división fue acogida con un indisimulado desagrado por parte de Coleman, con quien el empresario guipuzcoano tuvo que reunirse hasta en dos ocasiones para tratar de convencerle de las bondades de su proyecto.

El preparador británico puso especial énfasis en su comparecencia de esta tarde ante los medios de prensa en desmontar los rumores que le acusaban de estar forzando la situación con el objeto de acabar con la paciencia de Badiola, ser despedido y cobrar un finiquito valorado en un millón de euros.

«La situación no es la que nos gustaría que fuese, pero la semana pasada se hablaba de que no dejábamos el club por una cuestión económica. Renunciamos a los dos años y medio que restan de contrato porque el objetivo aquí nunca fue económico», aseguró categórico Coleman, que nuevamente aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje de ánimo y de gratitud hacia su plantilla.

El ya ex preparador realista no quiso marcharse de San Sebastián sin reivindicar su trabajo y recordó, en sus últimas palabras desde Zubieta, que el equipo «está a un solo punto del ascenso y tiene futuro», al tiempo que deseó que ascienda «a final de esta misma temporada y si no en la siguiente».

Coleman abandona la Real dejando una sensación agridulce porque a sus encontronazos con Badiola y Paco Aiestarán se suman incidentes como el que tuvo hace escasos meses, cuando el equipo estaba en una posición complicada, para justificar un retraso de más de hora y media a una rueda de prensa, asegurando que había tenido una avería doméstica y que se le había inundado el piso. Días después trascendió que se quedó dormido tras una larga noche de fiesta.

Los últimos resultados del equipo, el mejor en las siete jornadas anteriores, le han permitido sin embargo recobrar buena parte del crédito perdido y ahora las voces que hace dos meses eran contrarias a su continuidad tienen dudas de que su relevo vaya a beneficiar a la Real.

Coleman llegó a San Sebastián como una apuesta personal de John Toshack, con uno de cuyos hijos había coincidido en algunos equipos de fútbol, tras un currículo como futbolista brillante, ya que fue un defensa central temido en la Liga inglesa, y asimismo como entrenador tras haber brillado con luz propia en el Fulham, manteniendo durante cuatro años en la Premier League al conjunto propiedad de Mohamed Al Fayed.

En San Sebastián volvió a dejar constancia de su fuerte carácter la pasada semana cuando Badiola trajo a su primer refuerzo, el jugador cedido por Arsenal Fran Mérida, quien llegó a San Sebastián en unas condiciones muy ventajosas para la Real, ya que si jugaba la mayoría de los partidos hasta final de temporada el club inglés pagaba la totalidad de su ficha. A Coleman no le convencía el extraordinario centrocampista internacional sub-18 y en el primer encuentro lo dejó en la grada, ante el enfado del presidente blanquiazul.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Chris Coleman abandona la Real Sociedad e Irureta suena como sustituto