Schumacher deja en evidencia a un taxista

El ex piloto alemán decidió conducir el vehículo para llevar a su familia a tiempo al aeropuerto


Cuando estaba cerca de perder su avión, el alemán Michael Schumacher, séptuple campeón del mundo de Fórmula 1, se instaló al volante del taxi que le conducía con su familia al aeropuerto y logró llegar a tiempo, según la prensa de su país.

Según el taxista Tuncer Yilmaz, interrogado por el diario muniqués Abendzeitung, Schumi le preguntó si podía tomar el volante del coche. «Me encontré en el asiento de copiloto al lado de Schumi, fue increíble», explicó Yilmaz, que precisó que Schumacher, de 38 años, estaba acompañado de su mujer y sus dos hijos.

«Hacía adelantamientos increíbles y rodó a toda velocidad en las curvas», añadió el taxista, que recibió una buena propina por parte de Schumacher.

La información fue confirmada por la agencia alemana de informaciones deportivas SID por la portavoz de Schumacher, Sabine Kehm, que precisó que la familia Schumacher viajó a Cobourg, en el centro de Alemania, para llevarse un perro de un criadero de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Schumacher deja en evidencia a un taxista