El estadounidense McCartney vence en el sopor

Efe

DEPORTES

El ciclista del Discovery Channel se impone en una escapada consentida que sacó 10 minutos al pelotón.

15 sep 2007 . Actualizado a las 21:12 h.

El estadounidense Jason McCartney, del Discovery Channel, ha conseguido su primera victoria en Europa al imponerse en la decimocuarta etapa de la Vuelta a España, disputada entre Puerto Lumbreras (Murcia) y Villacarrillo (Jaén), de 205 kilómetros, tras la cual el ruso Denis Menchov (Rabobank) sigue líder.

McCartney ganó en solitario con un tiempo de 5h21:21, con 28 segundos de ventaja respecto al sueco Thomas Lovkvist, del Francaise des Jeux, y 49 sobre otro grupo de escapados que lideraron el alemán Stefan Schumacher y el español Juanma Gárate. Menchov llegó con el resto de aspirantes al triunfo final en el pelotón, a 10.05 del estadounidense.

McCartney se presentó en solitario en la meta inédita de Villacarrillo, en una etapa rompepiernas en la que arriesgó a tope a 9 kilómetros de meta, sus compañeros de fuga se quedaron mirando y pagaron caro el exceso de confianza. Ya no hubo forma de alcanzarle. El pelotón, en un día de desgaste físico, no tiró por el barranco las energías que a estas alturas no tiene y llegó a meta con un retraso de más de 10 minutos. Con el líder Menchov a buen recaudo, en víspera de la etapa de Granada, una esperanza para ver espectáculo de calidad.

Una etapa temible por su perfil serrucho, con permanentes subidas y bajadas, con 100 kms por encima de los 1000 metros de altitud, en la que el espectáculo se vio favorecido por el interés de los últimos kilómetros, cuando el minipelotón de 11 empezó a sacudirse con constantes intentos de despegue.

Un día nervioso y pestoso como dicen los ciclistas. El pelotón salió disparado de Puerto Lumbreras (Murcia). En el kilómetro 12 ya había escapada, multitudinaria con una docena de nombres destacados en la nómina de gregarios. Ahí se metieron entre otros Chente García (Caisse), Vandevelde (CSC), Haimar Zubeldia (Euskaltel), David García (Karpin) y Juan Manuel Gárate (Quick Step)

La fuga inicial caducó en el kilómetro 66, pero unos cuantos se rebelaron ante el empuje de la mayoría y arrancaron de nuevo. Aguantaron Chente, David García y Zubeldia, junto al estadounidense Vandevelde y el sueco Lovquist y se añadieron Juanma Gárate y el alemán Stefan Schumacher. Era el proyecto auténtico, el que tenía futuro.

A 40 kilómetros de meta el pelotón tiró la toalla y dejó hacer a los escapados, que volaban en comandita entre los mares de olivos jienenses. Estos empezaron sus gestiones de victoria en la subida al Alto de Villanueva del Arzobispo (3a), donde arrancó Vandevelde.

Después de un intento de Chente y Gárate, surgió como un cohete McCartney, a 9 kms de meta. Nadie se inmutó, tal vez en un exceso de confianza. Y les salió caro, pues el estadounidense se despidió para siempre. Un gran rodador este hombre con apellido de «beatle», que sin mirar atrás fue abriendo diferencia, implacable.

Y en Villacarrillo que se presentó para firmar una escapada de casi 140 kms. A lo grande, en su presentación en Europa. Añadió a su palmarés la victoria más importante de su carrera, donde apenas destaca una etapa en la Vuelta a Georgia.

La decimoquinta etapa entre Villacarrillo y Granada, de 201 kilómetros, es de las más esperadas de la presente edición, con terreno favorable para las emboscadas. En el camino el Alto de Torrecandela (3a), el Puerto de los Blancares (3a) y el Alto de Monachil (1a), con la cima a 20 kms de meta, punto clave de la jornada.