La jueza controla el voto por correo en el estadio Bernabéu

Agentes judiciales acuden por segundo día a las oficinas del club


Las elecciones a la presidencia del Real Madrid siguen inmersas en una polémica más judicial que deportiva. Por segundo día consecutivo, una comisión judicial enviada por la jueza titular del Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid, Milagros Aparicio, se presentó ayer en las oficinas del club para comprobar que la Junta Electoral de Real Madrid está cumpliendo su orden de no aceptar ningún voto por correo remitido por los candidatos.Los agentes entraron en el Santiago Bernabéu en torno a las cinco de la tarde y a la hora del cierre de esta edición continuaban con sus comprobaciones. La jueza ordenó que se repitiera la diligencia judicial que ella misma había dictado la tarde del miércoles y que los responsables del club impidieron que fuera llevada a cabo. El Real Madrid se comprometió entonces a enviar al juzgado toda la documentación relativa al voto por correo, algo que no hizo, lo que motivó que la magistrada ordenara comprobar in situ que no se producía ninguna manipulación en los sufragios.El pasado día 26, la jueza estimó la petición de uno de los candidatos, Ramón Calderón, e instó a todos los contendientes a que cesaran desde ese momento en la «captación física de votos y su envío al club» en tanto la Junta Electoral no dote de «garantías efectivas a dicho procedimiento, tanto en lo relativo a la identificación del votante como en la emisión libre, directa y secreta del voto».Polémico pasadoEn lo que afecta estrictamente a la campaña electoral, la polémica se centró ayer en las declaraciones de José Antonio Camacho, miembro de la candidatura del empresario Juan Palacios, que cargó contra Juan Miguel Villar Mir, rival en las elecciones, al que acusó de representar el pasado. Camacho respondió a unas alusiones despectivas de Villar Mir en las que afirmó que el anterior seleccionador nacional no es un hombre de futuro después de haber fracasado en su anterior etapa en el club. «Si yo soy el pasado qué es entonces Villar Mir, que fue ministro con Arias Navarro», dijo Camacho, en alusión a la etapa del empresario como ministro de Hacienda del primer Gobierno de la monarquía, dirigido por Carlos Arias Navarro, último presidente del Gobierno franquista. Camacho se mostró muy molesto con Villar Mir, al que reprochó que insista en calificarle de amigo pese a que no le conoce «de nada». «Un señor que ha sido ministro en la época de Arias Navarro, si yo soy el pasado qué puede ser él entonces», insistió el ex entrenador blanco.No fue este el único ataque que recibió Villar Mir que, según aseguró el candidato Juan Palacios en un debate en la Cadena Ser, es «el mayor acreedor del Real Madrid» y mantiene «negocios milmillonarios» con el club. Palacios recordó que en caso de ganar, Villar Mir cumpliría 80 años durante su mandato, una edad que, a su juicio, no es adecuada para dirigir un club de tanta entidad como el Real Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La jueza controla el voto por correo en el estadio Bernabéu