Una lesión amenaza con apartar a Míchel Salgado de la selección

El gallego ya se había perdido la Eurocopa por la misma dolencia


las rozas (madrid)

Míchel Salgado podría enfrentarse de nuevo a su peor pesadilla. Una contractura en los isquiotibiales de la pierna derecha, la misma lesión que lo apartó de la última Eurocopa, estaría cerca de volver a cerrarle el paso al Mundial. Si se confirman los peores pronósticos, el defensa sufriría una rotura que no se curaría en menos de tres semanas, por lo que tendría que abandonar la concentración de la selección. En cambio, según las exploraciones de Genaro Borrás, jefe de los servicios médicos del combinado, no hay rotura, por lo que el madridista sólo se perdería el amistoso del próximo sábado contra Rusia.Hoy se conocerán los resultados de una resonancia magnética a la que se sometió ayer y que disipará todas las dudas. El futbolista se despertó ayer con poco dolor en la parte posterior de su muslo derecho y, según comentó a sus allegados, convencido de que sólo sufre una contractura. El ex céltico se dolió en el entrenamiento del pasado martes, cuando hizo un mal gesto en uno de los ejercicios de presión. «La lesión del 2004 fue uno de los momentos más duros de mi carrera. No era grave, pero ante todo, fue en un momento muy inoportuno», reconoció el jugador gallego hace sólo unos meses. Míchel sufre ahora la misma dolencia que ya le apartó de la pasada Eurocopa de Portugal. Un hecho que hirió el orgullo del lateral, dolido aún por su ausencia en la lista para el Mundial del 2002, cuando José Antonio Camacho no lo convocó. «Para mí ahora mismo estar en Alemania ya es una cuestión personal. Es algo que tengo clavado, sobre todo tras la última Eurocopa. No estar por una lesión días antes de empezar fue durísimo», dijo. El gallego, 31 años, afronta la competición como una de sus últimas oportunidades de disputar un torneo de selecciones al máximo nivel. Aunque el futbolista quitaba importancia a su edad poco antes de jugar la repesca contra Eslovaquia: «Es fundamental estar en el Mundial, pero no porque sea mi última oportunidad, porque espero seguir luchando muchos años para seguir acudiendo a mi selección». Si Míchel Salgado abandona la concentración, todo apunta a que Javi Venta sería su sustituto más probable. El defensa del Villarreal, cuyo buen rendimiento fue una de las claves de la buena temporada protagonizada por su equipo, acudió a las últimas convivencias del combinado. Pero la polivalencia de Sergio Ramos o Puyol abre las posibilidades de otros jugadores, al tiempo que tampoco se descarta la llegada de Morientes. En la pasada Eurocopa, el seleccionador Iñaki Sáez convocó en lugar del gallego al deportivista Capdevila, lo que provocó un cambio de puestos en el equipo. Puyol pasó a ocupar la plaza natural de Salgado, el lateral derecho, y Capdevila se ubicó en su posición, la banda izquierda.Apoyo unánimeLos compañeros de Míchel en el combinado manifestaron ayer su apoyo explícito al madridista. «Está animado. Sabe que no es nada serio y que tiene todo nuestro apoyo. Eso es lo más importante», expresó el delantero del Liverpool Luis García. «Nadie quiere que un compañero salga tocado de un entrenamiento, pero estas cosas pueden pasar. Afortunadamente, parece que sólo es una pequeña lesión y que Míchel podrá seguir con nosotros. En todo caso, no creo que el equipo se vea afectado», subrayó, por su parte, Joaquín.El susto del entrenamiento de ayer lo protagonizó otro defensa, el azulgrana Carles Puyol, quien se presentó en la sesión matinal en zapatillas deportivas por culpa de un pequeño esguince en el pie derecho, sufrido, al igual que Míchel Salgado, durante el minipartido del martes. Salvo recaída, el central estará a plena disposición de Luis Aragonés para el próximo sábado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una lesión amenaza con apartar a Míchel Salgado de la selección