De Bruselas a las minorías, el mejor periodismo europeo, premio Salvador de Madariaga

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

CULTURA

Íñigo Picabea, Sylvia Fernández de Bobadilla y Nacho Alarcón.
Íñigo Picabea, Sylvia Fernández de Bobadilla y Nacho Alarcón. Eduardo Pérez

A Coruña, ciudad natal del escritor homenajeado con el galardón, acogió el acto de entrega

19 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Auténticos maestros de la información se reunieron este martes en A Coruña en la gala de entrega del premio Salvador de Madariaga, convocado desde 1995 por la Asociación de Periodistas Europeos. En la ciudad natal del diplomático que da nombre al galardón y que llevó la voz española a los primeros foros de la Sociedad de Naciones y del Consejo de Europa, recibieron los periodistas Sylvia Fernández de Bobadilla, directora del programa Europa 2024 de TVE; Nacho Alarcón, corresponsal de El Confidencial en Bruselas; e Íñigo Picabea, periodista cultural de RNE, el reconocimiento de los 21 miembros del jurado, entre los que se encontraba el director de La Voz, Xosé Luís Vilela.

«Este premio es el máximo honor que podía recibir como periodista convencida de que la UE es un milagro de la historia que hay que defender con información veraz», agradeció la veterana Fernández de Bobadilla, que desarrolló buena parte de su carrera en el Telediario e Informe Semanal, con períodos breves en el extranjero. El fallo reconoce su «interés continuo» por los temas europeos, «haber logrado encajar Europa y difundir de forma directa y clara lo que ocurre en Bruselas, apostando por temas minoritarios».

Nacho Alarcón interpretó el galardón «como un honor y una responsabilidad. He crecido como periodista rodeado de Salvadores de Madariaga a los que sigo admirando, y entrar en ese club es un privilegio», celebró el corresponsal, que aludió a «la relación inversamente proporcional entre la importancia de la información europea para el ciudadano medio y lo árida que resulta para ese mismo ciudadano» y a la necesidad de «ser didáctico sin perder nada de profundidad».

El jurado reconoce en su trabajo «las preguntas concisas y pertinentes», un lenguaje «claro y directo» y el valor de «completar la actualidad aportando datos, entrevistas y contexto —en muchos casos histórico— que ayudan a entender lo que ocurre».

Y en Íñigo Picabea, también con experiencia internacional como corresponsal en Londres, recayó el premio en la modalidad de radio, «porque representa como pocos —defiende el jurado— la divulgación de los valores europeos expresados en nuestra cultura: el derribo de las fronteras físicas y mentales, el respeto profundo al otro y la pluralidad de ideas que han construido la UE». El periodista recibió su primer premio «muy feliz de que sea este, por su sentido europeísta, su prestigio y por quienes me acompañan y preceden en su recepción», reconoció, «contento de que se premie también el periodismo cultural».

La gala de la 30.ª edición de los premios, presentada por la periodista Mamen Mendizábal en el paraninfo de la UDC y organizada con la colaboración del Instituto de Estudos Coruñeses José Cornide, contó con intervenciones de Miguel Ángel Oliver, presidente de Efe; María Lledó, secretaria general para la UE; y Genoveva Ruiz Calavera, directora general de la Comisión Europea.