Luis de Pablo, comprender la vida a través de la música

César Coca BILBAO / COLPISA

CULTURA

A la izquierda, el compositor bilbaíno Luis de Pablo, saludando tras un concierto en el Teatro Real.
A la izquierda, el compositor bilbaíno Luis de Pablo, saludando tras un concierto en el Teatro Real. Javier del Real | Europa Press

El compositor bilbaíno, fallecido el domingo, tejió una red de complicidad con los diferentes intérpretes de su obra

12 oct 2021 . Actualizado a las 00:56 h.

A mediados de los ochenta, cuando era director artístico del Festival de Lille, profesor en Madrid y responsable del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea -su único cargo oficial-, Luis de Pablo sufrió un infarto. El trabajo acumulado y la tensión que le producía el boicot de unos funcionarios procedentes del franquismo que ni se molestaban en disimular lo mal que les caía lo colocaron al borde de la muerte.

Mientras estaba en el hospital, pensó que si salía de aquello con bien «solo iba a hacer lo que realmente quisiera».

Es lo que el compositor bilbaíno, muerto el domingo a los 91 años, hizo desde entonces. «Componer ha sido mi manera de vivir. Si me lo lo quitan no quiero vivir», confesaba en una larga entrevista concedida en su casa de Madrid. Y ha sido fiel a su proyecto vital y artístico hasta el final.