David Safier: «Angela Merkel tiene las cualidades para ser una gran detective»

CULTURA

Safier está a punto de terminar la segunda novela de la detective Merkel.
Safier está a punto de terminar la segunda novela de la detective Merkel. Isabel Infantes | Europa Press

El escritor alemán la convierte en una mezcla de Colombo y Miss Marple en su novela «El caso de la canciller jubilada»

10 oct 2021 . Actualizado a las 09:50 h.

Tras retirarse de la política, Angela Merkel se instala, junto a su marido, su guardaespaldas y su perro Putin en un plácido y aburrido pueblo rural alemán. Pero se comete un asesinato y la excanciller se convierte en detective para descubrir al criminal. Este es el argumento de Miss Merkel. El caso de la canciller jubilada (Seix Barral) de David Safier (Bremen, 1966), autor de Maldito karma, que ha vendido más de cinco millones de ejemplares de sus libros en Alemania. Está a punto de terminar la segunda novela protagonizada por la detective Merkel y piensa en una tercera entrega.

-¿Cómo se le ocurrió escribir una novela con Angela Merkel en el papel de detective?

-Era el 2019, sabíamos que Merkel no se iba a volver a presentar y entonces mi agente y yo nos preguntamos qué haría luego esta mujer. Pensamos que, desde luego, no iba a aceptar un puesto en una empresa, seguro que se retiraría de la política del todo. Por la noche estaba viendo la serie del teniente Colombo y me dije esto encaja con ella. Colombo es muy inteligente, pero le minusvaloran, como a Merkel, que también lo es pero ha sido infravalorada permanentemente por sus adversarios políticos, y al final les ha vencido a todos. También pensé en la cercanía con Miss Marple, que es una señora jubilada, muy inteligente e infravalorada. Como la gente los minusvalora les dan más información. Sherlock Holmes también está ahí. Los ejemplos que he seguido son los detectives clásicos.. Merkel tiene las cualidades necesarias para ser una gran detective.

-¿La Merkel de la novela se parece a la real?

-En Alemania llevamos conviviendo con Merkel desde hace décadas; mis hijos, que tienen 26 y 22 años, no han llegado a conocer a ninguna otra canciller. Es como el tiempo, que siempre nos rodea. Todos los alemanes se han hecho una imagen de ella como política y como persona. De lo que no tenemos prácticamente información es de cómo es en privado. Solo que tiene miedo a los perros, que le encanta cocinar, hacer repostería y la región de Uckermark. Esa falta de información me ha permitido tener muchísima libertad. He cogido algunas de las pocas cosas que sabemos de ella en ese apartado y lo que conocemos como política y me lo he inventado. Mis lectores alemanes me dicen que es justo como se la imaginan. También me dicen que esperan que el matrimonio sea tan bueno como el que se describe en el libro.