William Christie o cómo rejuvenecer música compuesta hace 300 años

Xesús Fraga
xesús fraga REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

El clavecinista y director William Christie.
El clavecinista y director William Christie. óscar ortega

El director trae a A Coruña su versión de «Parténope» de Händel, que «suena como si la hubieran escrito ayer»

03 oct 2021 . Actualizado a las 10:43 h.

Pocos músicos han investigado, interpretado y promovido el repertorio Barroco con tanto entusiasmo y hondura como William Christie (Búfalo, Nueva York, 1944). Sus grabaciones de Rameau, Couperin y Mondonville, entre otros, cambiaron la percepción del repertorio francés en el que Christie se había especializado. Con su conjunto, Les Arts Florissants, el también clavecinista fue ampliando sus coordenadas estilísticas, alcanzando el Clasicismo, siempre desde la premisa de conectar con la emoción de la música. A ello se refiere el director cuando explica que en sus más de cincuenta años de carrera ha tratado de proporcionarle, desde la interpretación y la instrumentación, «una nueva juventud, una nueva elocuencia» a composiciones de varios siglos.

Lo hizo de nuevo este sábado en el Teatro Colón de A Coruña, donde sonó la ópera Parténope de Händel, dentro de la Programación Lírica de Amigos de la Ópera de la ciudad herculina. «Cuando escuchas una Parténope con un elenco tan joven, con una media de edad de unos 25 años, te das cuenta de que esta música suena como si la hubieran escrito ayer», reflexiona Christie sobre una composición que tuvo su estreno en Londres en 1730. «Son cantantes muy jóvenes, pero la música se acomoda perfectamente a esa juventud, posee una gran vivacidad y energía, y creo que eso se nota, incluso si no te gustase el Barroco o la música», explica el director sobre las seis voces de esta versión semiescenificada y entre las que se cuentan la del contratenor coruñés Alberto Miguélez Rouco

Nuevos talentos

Los seis forman parte del proyecto Le Jardin des Voix, una iniciativa de Christie para descubrir e impulsar las carreras de nuevos talentos. ¿Qué buscan en la cantera de jóvenes intérpretes? «Comunicación. Actitud. Podemos hablar de carisma. Cuando un chico o una chica se suben al escenario, o los vemos actuar en un vídeo, sabemos si tienen algo a mayores de la música», detalle. Y ese «algo» se resume en la emoción intangible que transportan las obras, su capacidad para conmover. «Es una generación con muchos jóvenes de voces hermosas, con una gran destreza vocal, pero... ¿me emocionan? Eso es lo que buscamos en nuestras pruebas».