El giro filosófico de Triángulo de Amor Bizarro

Javier Becerra
Javier Becerra REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

Elisabeth Duval y Ernesto Castro en el videoclip.
Elisabeth Duval y Ernesto Castro en el videoclip. .

El grupo de Boiro reúne a los pensadores Elizabeth Duval y Ernesto Castro en el vídeo que reinterpreta su tema «Fukushima»

23 sep 2021 . Actualizado a las 11:58 h.

Triángulo de Amor Bizarro ha aprovechado la pandemia para hacer proyectos sorprendentes llamados a marcar un antes y un después en la trayectoria del grupo de Boiro. El último de ellos se estrena hoy: el videoclip de su tema Fukushima, que transforma la canción en una conversación filosófica sobre el mundo actual y el que viene.

La pieza es obra de Toño Chouza, un creador boirense que trabaja en la publicidad. Les propuso llevar el tema -que arranca diciendo «en la periferia / no hay nada que hacer» y que plantea un escenario apocalíptico- al terreno de la sociedad que se debate entre lo real y lo virtual. «Queríamos que dos pensadores de la nueva generación hablasen», dice Rodrigo Caamaño, voz y guitarra del grupo. Y ahí surgió Elizabeth Duval y Ernesto Castro: «La idea era que debatiesen por encima del tema. Y que, luego, terminasen bailando. Mientras nosotros solo somos simples espectadores ante este futuro en el que no sabemos lo que va a pasar y el que todo es un gigantesco interrogante».

El director del vídeo dice que «todo el día estamos conectados a redes sociales, a dispositivos digitales mediante los que mostramos una parte de nosotros que puede estar muy alejada de la realidad». En ese sentido, Chouza señala que se integró «un debate filosófico dentro del videoclip, en las partes instrumentales de la canción». Y como guinda, María Forqué, que aparece «con su avatar digital @imvirgenmaria para acompañar a la banda y a los filósofos».