«Cuñados»: Risoterapia, que no es poco

El espectador se levanta con una sonrisa al finalizar el debut de Toño López en el largometraje


Lo de risoterapia va con segundas porque en el cine español la comedia es asignatura para calificar con un «necesita mejorar», salvo muy honrosas excepciones, pues o bien trasladamos a la pantalla grande los trillados recursos de las sitcom televisivas o encadenamos chistes filmados para colarlos como gag. Y en cuanto al cine gallego, el género es terreno poco labrado -hay pandemia de personajes avinagrados o con cara de bacalao seco-, excepción de la primeriza El año de la garrapata (2004), la coral Los muertos van de prisa (2009), la simpática y surrealista Crebinsky (2011), y quizá Somos gente honrada (2013), anotado sin ser exhaustivos. Pero ninguna luce el redondeo y las ideas claras como Cuñados con el debutante Toño López -muy currado en teleseries-, asumiendo que el largometraje tiene sus códigos formales en cuadro, ritmo y estructura, y los tipos progresan más allá de la caricatura, mérito de la guionista Araceli Gonda y aportes varios del reparto.

Más allá de la trama, que arranca en paralelo desde una deuda millonaria y un desarreglo familiar, funciona el trío masculino protagonista -Federico Pérez hace pleno con su Modesto, el líder real del embrollo-, la totalidad del plantel femenino otro tanto -aunque algo descompensado-, los gag atinan y el desenlace es un ochomil, suficiente para que el espectador se levante con una sonrisa, a fin de cuentas pasó por caja para una sesión de risoterapia. Otra no era la intención de la productora Portocabo -los de la serie Hierro-, por voluntad de Alfonso Blanco Fosco, su productor ejecutivo. Se rodó en Ourense -el Ribeiro, la ciudad, Allariz...- por pura militancia, por ourensano. De paso insiste en lo que es tendencia en la actual dinámica audiovisual, poner en valor espacios y territorios con la complicidad de instituciones provinciales y locales. Así se desarrolla el sector y de paso se crean sinergias. Las comedias son para troncharse y aquí las situaciones van parejas al dibujo de los personajes, renunciando al humor grueso con el gag inteligente. El covid será su principal escollo, pero créanlo, te ríes, que no es poco.

«CUÑADOS»

España, 2021.

Director: Toño López.

Intérpretes: Miguel de Lira, Federico Pérez, Xosé A. Touriñán, Eva Fernández, María Vázquez, Iolanda Muíños, Mela Casal.

Comedia.

95 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Cuñados»: Risoterapia, que no es poco