«Nomadland» triunfa en los Bafta e impone su viaje eterno en el cine

La 74 edición de los premios tuvo lugar en un fantasmagórico Royal Albert Hall de Londres, en el que solo estuvieron los presentadores y los encargados de entregar los premios.


Manuel Sánchez Gómez | Efe

Nomadland, la película que retrata la vida nómada en el Estados Unidos actual, se coronó como la triunfadora de la noche en los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (Bafta) con cuatro máscaras doradas, imponiendo su viaje eterno por la carretera del cine.

La 74 edición de los premios Bafta, la primera gala virtual de la historia debido a la pandemia de la covid, tuvo lugar en un fantasmagórico Royal Albert Hall de Londres, donde además de los presentadores, Edith Bowman y Dermot O'Leary, solo estuvieron las personalidades británicas encargadas de entregar los premios.

No acudió tampoco el príncipe Guillermo, presidente de los Bafta, quien suspendió su tradicional discurso por la reciente muerte de su abuelo, Felipe de Edimburgo, quien ostentó el honor de ser el primer presidente de la asociación y al que los Bafta homenajearon dentro de su «In memoriam» con música de Ennio Morricone, quien también falleció en el último año.

En un intento de paliar la pena de no poder engalanar la joya de la arquitectura que es el Royal Albert Hall y que este año cumple 150 años, los Bafta arrancaron con una actuación de Liam Payne, excomponente de One Direction, que interpretó la canción «Midnight», mientras en las pantallas se proyectaba la frase «La magia del cine nos ha transportado a cualquier lugar».

Con los premios técnicos ya entregados en una pequeña ceremonia este sábado, la gala del domingo, que estuvo salpicada por una actuación de Celeste, voz revelación de la escena británica, y un pequeño discurso humorístico de Hugh Grant, fue directa al grano.

Nomadland, que partía como la gran favorita con siete nominaciones, cumplió los pronósticos y se hizo con los premios más importantes. La cinta de Chloé Zhao, que recibió los galardones sin grandes alardes desde su casa, se hizo con los Bafta a mejor película, mejor directora, mejor actriz protagonista y mejor fotografía.

Los paisajes que recorre Frances McDormand en su caravana, al tiempo que muestra la cara más dura del paso del tiempo, la edad y el dolor, le han valido a Zhao para ser la segunda mujer en la historia en ganar un Globo de Oro a la mejor dirección, la primera asiática en conseguirlo, y para, además de llevarse estos Bafta, coger carrerilla en la pelea por los Óscar, donde Nomadland partirá con seis candidaturas.

«He hecho muy orgullosos a mis profesores del colegio», bromeó Zhao, quien no dudó en agradecer el premio a la gente nómada que los ha acompañado en la grabación de la película. «Compartieron con nosotros sus sueños y sus frustraciones. Esta película muestra que aún tenemos mucho que mejorar como sociedad», dijo Zhao en su discurso.

También partía con siete nominaciones Rocks, el relato sobre la vida de una niña y su hermano y cómo se sobreponen al abandono de su madre en un barrio empobrecido de Londres, pero la cinta de Sarah Gavron tuvo que conformarse con dos galardones, el de mejor casting y el de mejor actriz revelación, para Bukky Bakray.

En el reparto de galardones, se quedó con dos Soul, a mejor película de animación y mejor banda sonora; Sound of Metal, a mejor sonido y mejor montaje; El padre, a mejor actor y mejor guion adaptado; Una joven prometedora, mejor película británica y mejor guion original, y La madre del blues, mejor maquillaje y mejor diseño de vestuario.

Anthony Hopkins dio la sorpresa en la categoría de mejor actor, imponiéndose al fallecido Chadwick Boseman, gracias a su papel en El padre, mientras que Daniel Kaluuya se hizo con el Bafta a mejor actor de reparto por Judas and the Black Messiah.

McDormand se llevó el premio a mejor actriz protagonista y optará a su segunda estatuilla el próximo 26 de abril, y Yuh-Jung Youn se apuntó el de mejor actriz de reparto por Minari. Historia de mi familia.

Tras la edición más fría de todas las celebradas, los Bafta esperan recuperar el colorido y la alfombra roja para 2022, después de un año en el que el cine ha sido el hilo conductor de la vida de muchas personas y ha servido para transportar todas las emociones que, por la pandemia, se han tenido que quedar en casa. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Nomadland» triunfa en los Bafta e impone su viaje eterno en el cine