David Fincher busca en los Óscar la revancha de los Globos de Oro

«Nomadland» arrasó a «Mank» en los premios de la prensa extranjera en Hollywood

«Mank», filme dirigido por David Fincher y protagonizado por Gary Oldman y una de las grandes apuestas de Netflix en el 2020
«Mank», filme dirigido por David Fincher y protagonizado por Gary Oldman y una de las grandes apuestas de Netflix en el 2020

Redacción / La Voz

Los Óscar se presentan como una revancha para David Fincher y su biopic sobre Herman Mankiewicz -que recrea el rodaje de Ciudadano Kane, la obra maestra de Orson Welles de la que aquel fue guionista- Mank, filme al que arrasó Nomadland en la reciente gala de los Globos de Oro, en la que la cinta de Chloé Zhao le arrebató las estatuillas de mejor película en la categoría de drama y de mejor dirección. La obra de la realizadora estadounidense de origen chino -de solo 38 años- llega con fuerza desatada a la cita tras haber triunfado, además de los Globos de Oro, en el Festival de Venecia, y logrado los reconocimientos a la dirección por parte de las asociaciones de críticos de Nueva York, Chicago, Boston y Los Ángeles.

La 93.ª edición de los premios de la Academia de Hollywood -cuya ceremonia en el angelino teatro Dolby fue postergada al 25 de abril- pondrá en juego dos formas contrastadas de entender el cine: la de Fincher, que es uno de los popes en la renovación del thriller y que aquí hace un homenaje a la época dorada hollywoodiense y a su propio padre, Jack Fincher, autor del guion que en vida de su progenitor no fueron capaces de filmar porque la industria -la misma a la que de algún modo este proyecto rinde tributo- rechazaba su decisión de rodar en blanco y negro. Siendo todo un señor del noir, a Fincher hay que reconocerle su talento para la búsqueda e ir más allá del mero entertainment, como demuestra de nuevo en este sólido Mank.

Del otro lado, el cine realista y socialmente combativo de Nomadland, en la que la directora chinoestadounidense pone en la picota el sistema capitalista, el neoliberalismo y los supuestos efectos benéficos de una globalización salvaje sin regulación alguna. Su película es una crónica de la otra América, muy alejada de su tan traído y llevado sueño de progreso y triunfo. Son los nuevos sin techo, toda una capa social que ha perdido su estabilidad económica para engrosar brigadas de braceros que se desplazan en sus caravanas en busca empleos de temporada. Un relato nada complaciente. Mank acapara diez nominaciones, incluyendo mejor película y director, categorías a las que Nomadland, con sus seis, aspira también.

Al relevante papel de Zhao se suma Emerald Fennell con Una joven prometedora. Por primera vez en la historia, dos mujeres compiten por la dirección. Para redondear esta confrontación, la protagonista del filme, Carey Mulligan, peleará con Frances McDormand (Nomadland) por la estatuilla a la mejor actriz.

En el apartado de interpretación, la Academia se esmera en dejar atrás el #OscarSoWhite [Óscar demasiado blancos] con unas nominaciones diversas. A Mulligan y McDormand las acompañan dos afroamericanas -Viola Davis (La madre del blues) y Andra Day (EE.UU. versus Billie Holiday)- y Vanessa Kirby (Fragmentos de una mujer). En el lado masculino, surge por primera vez un asiático, Steven Yeun (por Minari), que concurrirá con el afroamericano Chadwick Boseman (protagonista en La madre del blues, reciente y prematuramente fallecido), Riz Ahmed (Sound of metal), Gary Oldman (Mank) y Anthony Hopkins (El padre).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

David Fincher busca en los Óscar la revancha de los Globos de Oro