Andrés Suárez: «El humor está infravalorado y lo es todo, a ratos, por encima del amor»

El cantautor ferrolano edita su segundo libro, «A través de tus ojos», en el que se dirige a sus seguidores


redacción / la voz

La aventura literaria de Más allá de mis canciones (2008) ha encontrado su continuidad con el recién publicado A través de tus ojos (Verso y Cuento). En él Andrés Suárez (Ferrol, 1983) escribe sobre su universo, mirando a sus seguidores y dejando un puzle de pensamientos, reflexiones y textos con los que resulta inevitable escuchar la música de fondo.

-Dice al principio: «Dentro de 100 libros aprenderé a escribir algo decente». ¿Quiere generar rechazo desde el arranque?

-Pues me quedo a gusto. Yo empecé a los 8 años en el conservatorio, sigo aprendiendo a tocar instrumentos y estudiando sonido, trato de crecer cada día y llevo 20 años sobre los escenarios. Me siento en la comodidad y fortaleza de decir que soy músico. Ahora bien, gracias a mi amigo Gonzalo Albert publico libros. Y no es que me sienta intruso, es que le tengo demasiado respeto a esto. Yo conozco trucos para hacer canciones, pero enfrentarte a la hoja en blanco es otra cosa. Quiero ubicar al lector y decirle que sé que ahora todo Dios es poeta y que nacen escritores debajo de las piedras, pero yo aquí me siento un simple aprendiz.

-¿Es un libro pandémico?

-No, para nada. Este libro empieza a gestarse a finales del 2019, con la idea de ser un homenaje a los ojos que me escuchan. Cuando me subo a un escenario tengo la mirada sostenida del público. Esa es mi oportunidad para decir un «te quiero», para que se emocionen o para ruborizarlos. Cuando podíamos ir a bares y discotecas, la gente te decía que había superado un cáncer escuchando tus canciones. O que había sufrido malos tratos y que un tema mío le ayudó a denunciar. Yo quería homenajear a esa gente. Pero claro, se me coló una pandemia mundial en medio. Y eso lo cambió todo.

-Su escritura huele a canción. Le pongo un ejemplo: «Cuando la noche duerme, las estrellas se visten de memoria». Imposible no pensar en su melodía.

-De ahí que primero fuese el libro y luego la canción, A través de mis ojos. Salió el mismo día. Este es un libro con banda sonora. No puedo engañar a nadie. Yo vengo de eso y a mucha honra. Bendito oficio el de ser escritor de canciones. Ahí es donde me desenvuelvo y, aunque intento hacer otros registros, eso se va a notar siempre. En el libro digo: «Sobreviví a una pandemia pero no a ti». Y en la canción: «Sobreviví a tu condena pero no a ti».

-Remite mucho a Galicia. A Cedeira la llama «mi jardín».

-Sin duda alguna. Llevo un año sin abrazar a mi madre, que es sanitaria. Pasa el tiempo y sigo sin tocarla y sin ir a pasear a Cedeira. Yo nací en Ferrol, pero viví un montón de años en Pantín. Sé de caballos salvajes, olas y playas kilométricas. No sé de mucho más, pero de eso, sí. Y llevo un año sin eso, aquí en Madrid. Feliz y agradecido, pero uno es de dónde creció, de su acento y de su olor a mar. Si antes ya hablaba de esas cosas, ahora mucho más. Uno es gallego y tiene una raíz marinera y norteña absolutamente arraigada, que me acompañará el resto de mi vida.

-Hay una constante apelación a la infancia y la adolescencia. ¿Un viaje al paraíso perdido?

-Puede ser. Creo que, en esta suerte de Gran Hermano que pasamos todos en nuestras casas, supongo que me quise aferrar a mis mejores recuerdos. Tuve la suerte de tener una infancia estupenda y feliz. Una niñez de bicicleta, montaña, lluvia y olas. Aunque pienso que lo mejor está por venir y creo en el futuro. Pero agradezco mucho a ese pasado.

-Se desliza mucho humor en las páginas. ¿Por qué?

-Es que, como saquemos lo malo, me haces llorar y yo a ti. Esto nos ha destrozado a todos. A diez kilómetros de aquí hay gente que pide un bote de garbanzos para poder cenar hoy, gente que antes tenía un comercio. Por eso me aferro al humor. Hace unos días me derrumbé y me hundí a llorar. Una amiga psicóloga me recomendó ver el monólogo de Dani Rovira Odio. ¡Buff! Durante una hora y media estuve llorando, pero de la risa. No tengo palabras para darle las gracias. Me salvó. El humor está infravalorado y casi lo es todo, a ratos, por encima del amor. Para mí es vital.

Andrés Suárez: «¿Cómo no me voy a ruborizar si le hago una canción a la hija de la que fue el amor de mi vida?»

Javier Becerra

El artista ferrolano se abre completamente en su nuevo disco. Lo presenta este fin de semana en Galicia. Hoy en el ciclo Terraceando de Vigo y mañana en O Norte Non Para en A Coruña

Como a tantos otros artistas el coronavirus puso patas arriba los planes del ferrolano Andrés Suárez. Después de lograr hitos de artista de primer nivel como llenar el WiZink Center de Madrid, la apuesta de este disco titulado Andrés Suárez, parecía querer llevar todo eso más allá. Acaba de fichar por Warner, se ha puesto en manos de la mánager Rosa Lagarrigue (la que llevó a Mecano, La Unión o Alejandro Sanz a lo más alto) y le ha dado unas pinceladas de electrónica y luz a su sonido que miran más a los festivales y grandes recintos que al cantautor con guitarra al uso. Ahora toca retomar la cosas donde las había dejado antes del covid-19. Este fin de semana están en Galicia. Hoy sábado 11 en Vigo en el ciclo Terraceando de Vigo y mañana domingo 12 en O Norte Non Para de A Coruña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Andrés Suárez: «El humor está infravalorado y lo es todo, a ratos, por encima del amor»