Mario Casas se lleva el premio Goya al mejor actor protagonista por «No matarás»

El cine español reivindica su papel «sanador» en unos galardones marcados por la pandemia

Miguel A. Cordoba

redacción / la voz

«Somos contadores de historias y contaremos la historia de estos días». Antonio Banderas apeló al papel del cine como reflejo y reflexión del tiempo que le ha tocado vivir para plasmar estos tiempos de pandemia. Y el capítulo inaugural o, al menos uno de los primeros, lo escribió este sábado la propia gala de los Goya que presentó Banderas junto a María Casado. El actor abrió una ceremonia que por fuerza hubo de combinar lo virtual con una presencialidad mínima: para suplir el patio de butacas desolado -«la sala vacía, el gran temor del cine»-, Banderas convocó a todos los nominados sobre el escenario a través de un gigantesco mosaico de pequeñas pantallas.

Fue un preámbulo sobrio a una noche que tuvo desde su arranque muy claro el recuerdo de las víctimas de la pandemia, homenajeadas con unos respetuosos segundos de silencio, con los trabajadores y la orquesta del Teatro Soho de Málaga en pie. Una sobriedad que se prolongó al papel de los introductores de los premios, despojados de sus habituales recursos humorísticos, como los propios presentadores. Tampoco los premiados, enmarcados en su entorno doméstico, apenas se salieron del previsible guion de la emoción y los agradecimientos a familia y compañeros. Rozalén, ganadora del Goya a la mejor canción original, sí se anticipó al 8M con una mención al trabajo callado de tantas mujeres cuidadoras, o el mensaje de Alberto San Juan contra los desahucios.

Fue una noche en la que ver cuál había sido la película del año casi pasó a un segundo plano, porque el cine español en pleno se reivindicó en su papel de acompañante y soporte vital en unos momentos difíciles para el país y al que el sector tampoco ha sido ajeno. Banderas recordó a los «cientos de familias» que forman esa industria, con trabajadores que muchas veces no pisan la alfombra roja, como taquilleros o proyeccionistas, pero que son de esos «cientos de familias» que viven del cine. Quienes sí son rostros conocidos son los de las estrellas de Hollywood y el cine europeo y latinoamericano, de Emma Thompson a Ricardo Darín, de Barbra Streisand a Sylvester Stallone, que enviaron su apoyo y cariño al cine español. Un cine que «cura» con su «poder sanador», como recordó el presidente de la Academia, Mariano Barroso y confirmó Ana María Ruiz López, enfermera de profesión y encargada de presentar el Goya estrella, el de mejor película. Un reconocimiento a un colectivo que ha luchado en primera línea contra la pandemia y en el que la enfermedad también se ha cobrado sus víctimas. La sanitaria agradeció el papel del mundo de la cultura y en especial el del cine, que ofreció «compañía y consuelo».

Ángela Molina, Goya de honor
Ángela Molina, Goya de honor

La orquesta y las actuaciones de Aitana y Nathy Peluso, entre otras, siguieron la misma sobriedad de la gala. La única concesión al humor llegó de la mano de Carlos Latre con su imitación de Pepe Isbert, valiéndose de sus célebres frases para homenajear a Luis García Berlanga, creador de personajes maravillosos y cineasta irrepetible. Fue un homenaje sentido, como lo fue también el que recibió Ángela Molina, Goya de Honor, quien correspondió con emoción y gratitud.

«Las niñas» y «Adú», las vencedoras de la noche 

El coruñés Mario Casas partía como favorito para llevarse el Goya al mejor actor protagonista por su trabajo en No matarás y se cumplieron los pronósticos. Un papel que Casas agradeció por la transformación que había obrado en él como intérprete, al mismo tiempo que se acordaba de su familia y del público: «Me ha llevado a donde estoy». Fue el único Goya que miró a Galicia, pese a estar presente en diversas categorías.

Akelarre se llevó el mayor número de galardones, cinco, aunque los principales se repartieron entre Adú y Las niñas. Esta última triunfó como mejor película y cosechó el Goya a la dirección novel para Pilar Palomera, distinguida también con el de guion original, mientras que a Salvador Calvo le correspondió el de mejor dirección. El de Palomera fue también un triunfo en consonancia con un año en el que las mujeres alcanzaron su mayor representación, un 41 %, en las nominaciones. La boda de Rosa, de Icíar Bollaín, se quedó con dos premios, mientras que Ane sumó tres. Fueron los principales galardones de una ceremonia que también reconoció trabajos notables como los de El año del descubrimiento o El padre, así como títulos que todavía están pendientes de estreno, como es el caso de El olvido que seremos, que llegará a las salas en unas semanas. Un tiempo en el que el cine espera que le sea más propicio, como desearon en su colofón Banderas y María Casado, pisando el camino de baldosas amarillas para regresar a días más felices.

Lista completa de ganadores de la 35 edición de los Premios Goya

  • Mejor Película: Las Niñas
  • Mejor Dirección: Salvador Calvo, por Adú
  • Mejor Actor Protagonista: Mario Casas, por No matarás
  • Mejor Actriz Protagonista: Patricia Lopez Arnaiz, por Ane
  • Mejor película europea: El padre de Florian Zeller
  • Mejor película iberoamericana: El olvido que seremos (Colombia), de Fernando Trueba
  • Mejor actor de reparto : Alberto San Juan, por Sentimental
  • Mejor actriz de reparto: Nathalie Poza, por La boda de Rosa
  • Mejor película de animación: La gallina Turuleca, de Brown Films, A.I.E., Gloriamundi Producciones, S.L., Producions A Fonsagrada, Tandem Films, S.L.
  • Mejor película documental: El año del descubrimiento, de Lacima Producciones, S.L.
  • Mejor guion adaptado: David Pérez Sañudo y Marina Parés Pulido, por Ane
  • Mejor guion original: Pilar Palomero, por Las niñas
  • Mejor dirección artística: Mikel Serrano, por Akelarre
  • Mejor montaje: Sergio Jiménez, por El año del descubrimiento
  • Mejor dirección de fotografía: Daniela Cajías, por Las niñas
  • Mejor cortometraje de animación: Blue & Malone: Casos Imposibles, dirigido por Abraham López Guerrero
  • Mejor cortometraje documental: Biografía del cadáver de una mujer, dirigido y producido por Mabel Lozano
  • Mejor cortometraje de ficción: A la cara, dirigido y producido por Javier Marco Rico
  • Mejor música original: Aránzazu Calleja y Maite Arroitajauregi, por Akelarre
  • Mejor canción original: Que no, que no de Rozalén, por La boda de Rosa
  • Mejor dirección novel: Pilar Romero, por Las niñas
  • Mejor actor revelación: Adam Nourou, por Adú
  • Mejor actriz revelación: Jone Laspiur por Ane
  • Mejor dirección de producción: Ana Parra y Luis Fernández Lago, por Adú
  • Mejores efectos especiales: Mariano García Marty y Ana Rubio,por Akelarre
  • Mejor sonido: Eduardo Esquide, Jamaica Ruíz García, Juan Ferro y Nicolas de Poulpiquet, por Adú
  • Mejor maquillaje y peluquería: Beatushka Wojtowicz y Ricardo Molina, por Akelarre
  • -Mejor diseño de vestuario: Nerea Torrijos, por Akelarre

La razón por la que Rosa María Sardá no apareció en los premios Goya

M. P. / X. F.

Polémica en las redes sociales al no aparecer en el largo vídeo  «In memorian» el nombre de la actriz catalana

La actriz Rosa María Sardá, que ejerció como maestra de ceremonias en tres ocasiones, en 1993, 1998 y en 2001, se ha convertido esta noche en una de las protagonistas involuntarias. ¿El motivo? El «olvido» que la organización de los premios Goya habría tenido con la intérprete catalana, fallecida el mes de junio pasado a los 78 años tras revelar que padecía cáncer. 

Este año Antonio Banderas y María Casado han ejercido como directores y presentadores de la gala y las fotografías y nombres de los fallecidos durante este año han ido apareciendo con la voz de Vanessa Martín por debajo, que actuó en el escenario.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mario Casas se lleva el premio Goya al mejor actor protagonista por «No matarás»