La razón por la que Rosa María Sardá no apareció en los premios Goya

Polémica en las redes sociales al no aparecer en el largo vídeo  «In memorian» el nombre de la actriz catalana

X. F.
Redacción / La Voz

La actriz Rosa María Sardá, que ejerció como maestra de ceremonias en tres ocasiones, en 1993, 1998 y en 2001, se ha convertido esta noche en una de las protagonistas involuntarias. ¿El motivo? El «olvido» que la organización de los premios Goya habría tenido con la intérprete catalana, fallecida el mes de junio pasado a los 78 años tras revelar que padecía cáncer. 

Este año Antonio Banderas y María Casado han ejercido como directores y presentadores de la gala y las fotografías y nombres de los fallecidos durante este año han ido apareciendo con la voz de Vanessa Martín por debajo, que actuó en el escenario.

El homenaje, de larga duración ya que ha superado los siete minutos, ha recogido nombres como los de Luis Eduardo Aute, el gallego Lino Braxe, Lucía Bosé, Montse Carulla, José Luis Cuerda, Carmen de Mairena, Juan Marsé, Jordi Maestre y Armando Manzanero, entre otros, además del reciente Enrique San Francisco y Gerardo Vera.

En las redes sociales enseguida se han producido las primeras reacciones al echar en falta en nombre de Rosa María Sardá, con una prolífica carrera en cine, teatro y televisión que ha durado décadas. La actriz contaba con dos premios Goya como Mejor actriz de Reparto por Sin vergüenza y ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? y en el 2010 recibió la medalla de oro de la Academia de Cine. 

Tras la polémica desatada en Twitter al detectarse la ausencia de Rosa María Sardá, la presidenta de CIMA (Asociación de mujeres cineastas), Cristina Andreu, aseguró en su perfil oficial que la propia «Rosa María Sardá pidió no salir en el in memoriam. Genio y figura. Gracias @Academiadecine y @MarianoBarroso1 por respetarla». 

También el perfil de los Goya explicaba el motivo por el que no aparecía en el homenaje a los fallecidos. 

Su pesimismo dos meses antes de morir

Menos de dos meses antes de morir Rosa María Sardá participaba en el programa Lo de Évole y confesaba que no estaba pasando por su «mejor momento». «Tengo cáncer, pero no saben dónde lo tengo y se lo inventan. El cáncer es invencible, no es una lucha, es una cuestión de que los que se ocupan de tengan más o menos tino al programar unas ciertas medicaciones o lo que sea, pero no se trata de un "match" de a ver quién gana, porque el cáncer siempre gana», explicaba la actriz, hermana del presentador Javier Sardá y divorciada de Josep María Mainat (uno de los miembros de La Trinca), con el que tuvo un hijo llamado Pol. 

Además mostraba su pesimismo sobre la actual situación que vivió España con la crisis del coronavirus. «Algunos no dejarán de seguir haciendo lo que sea para acumular millones. Se seguirán vendiendo armas, explotando gente y vendrán pateras llenas de gente que no quiere nadie», decía. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La razón por la que Rosa María Sardá no apareció en los premios Goya