Los Goya buscan el equilibrio entre la seguridad de lo virtual y el espectáculo de la gala

El cine gallego opta a premios en cinco categorías en una noche simbólica para todo un sector marcado por la pandemia


redacción / la voz

El no a la guerra, las demandas feministas de dignidad e igualdad y las reivindicaciones de la cultura ante los recortes y la crisis están asociadas a la memoria de la gala de los Goya. La ceremonia de este 2021 será recordada por reflejar cómo el cine ha vivido la pandemia: salas cerradas, estrenos y rodajes suspendidos o aplazados y un impacto económico que se cifra en pérdidas de espectadores e ingresos.

La propia gala encarnará en su desarrollo lo que ha significado el coronavirus para la cultura y tantos otros sectores: se enfrenta al dilema de asegurar la seguridad de los asistentes al optar por un formato híbrido entre lo presencial y lo virtual, sin que ello signifique renunciar al espectáculo propio de una entrega de premios cinematográficos. Conscientes de ello, Antonio Banderas y María Casado, directores y presentadores de una velada que tendrá como escenario este sábado el teatro Soho de Málaga, han avanzado que su apuesta será sobria pero elegante. Con prácticamente todos los nominados en casa, los introductores de los galardones en cada categoría -entre quienes se cuentan Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Alejandro Amenábar, J. A. Bayona, Antonio de la Torre y Belén Cuesta- tendrán que redoblar sus esfuerzos porque no se pierda glamur.

Para reforzar ese efecto la gala cuenta con la participación de rostros bien conocidos de Hollywood y la escena internacional, quienes, sacando partido de la virtualidad de buena parte de la ceremonia, intervendrán a distancia para transmitir sus mensajes de apoyo a la industria española. Robert de Niro, Al Pacino, Dustin Hoffman, Helen Mirren, Charlize Theron, Isabelle Huppert, Monica Bellucci, Salma Hayek, Sylvester Stallone, Emma Thompson, Benicio del Toro, Ricardo Darín y Laura Dern son algunos cuya participación está prevista.

Las restricciones sanitarias tendrán también un efecto colateral: será una gala eminentemente cinematográfica, sin la presencia -o las comentadas ausencias- de representantes políticos, blanco habitual de las quejas y demandas de los presentadores y premiados sobre el escenario. Eso sí, parece inevitable que la situación complicada por la que ha pasado el cine en los últimos meses -y que todavía vive- se adueñe de buena parte de las intervenciones. «Hace años que no hay situaciones extremas, pero la gente es libre de decir lo que quiera y nosotros no vamos a indicar qué es lo que hay que hablar», ha comentado Mariano Barroso, presidente de la Academia de Cine, con el recuerdo presente de las reivindicaciones de ceremonias pasadas. 

Protagonistas

Existe también el riesgo de que la preocupación por la pandemia le reste atención a quienes deberían ser los protagonistas de la noche, los aspirantes a premio. Adú, de Salvador Calvo, parte como gran favorita con trece nominaciones, seguida de Akelarre, de Pablo Agüero; Las niñas, de Pilar Palomero, y La boda de Rosa, de Icíar Bollaín. Estas dos últimas cintas, junto con las candidaturas de Isabel Coixet y Nuria Giménez Lorang, han puesto el foco sobre el avance de las mujeres cineastas hacia una igualdad en el sector que todavía dista de ser real, como ejemplifica el mismo hecho de su menor presencia en el historial de premios.

En cuanto al cine gallego, ha conseguido meterse con nominaciones en cinco de las categorías. Mario Casas opta al Goya como actor principal por primera vez con su trabajo en No matarás, un premio con posibilidades pese a medirse con alguien como Javier Cámara por Sentimental. Quien ya lo ha ganado es Alberto Vázquez, quien vuelve a competir en el corto de animación con Homeless Home, mientras que Álvaro Gago intentará llevarse el de cortometraje de ficción por 18 de decembro. Paula Iglesias es codirectora con Ana Serna del corto documental Solo son peces. La gallina Turuleca, con participación de Producións A Fonsagrada, es la única candidata al Goya de animación.

La gala y la alfombra roja, en La 1 de TVE

Como todos los años, La 1 de Televisión Española emitirá la gala (22.00 horas), pero también tiene previsto ocuparse de la alfombra roja (19.45), aunque, con las restricciones de asistencia de este año, no tendrá la concurrencia de ediciones anteriores. La cadena pública, además, se ocupará de los Goya en otros programas de su parrilla, como el matinal Corazón, y pasará películas españolas como son Que baje Dios y lo vea y 100 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los Goya buscan el equilibrio entre la seguridad de lo virtual y el espectáculo de la gala