Fallece Alberto Corazón, pionero del diseño gráfico y brillante creador de logos corporativos

Se inició en la profesión como audaz editor de libros en el último decenio del franquismo

Corazón, en una de sus visitas a Galicia
Corazón, en una de sus visitas a Galicia

Redacción / La Voz

La comunicación a través de los signos. Esa, afirmaba, era su área de actuación vital, artística y profesional. No hacía más distinciones, aunque no confundiese tareas. También solía decir que sin las palabras no sabía cómo habría podido vivir. Alberto Corazón (Madrid, 1942) era un creador en sentido amplio, más conocido por su actividad como diseñador, pero que tenía una gran querencia por las artes plásticas, donde se desempeñó felizmente como pintor y escultor, con exposiciones en Milán, París, Nueva York, Venecia, Melbourne, Múnich...

Logos del Círculo de Bellas Artes y la Biblioteca Nacional
Logos del Círculo de Bellas Artes y la Biblioteca Nacional

Llegó a los rudimentos y secretos del oficio por las vías del cartelismo y de la labor de editor de libros, cuando a mediados de los años sesenta, aún estudiando Económicas y Políticas, decidió con unos amigos montar una editorial (Ciencia Nueva), porque echaba de menos en aquella España de plomo poder tener acceso a las publicaciones que allende los Pirineos abrían nuevos caminos en las ciencias sociales, el pensamiento, la crítica y la estética. Así -hasta que el franquismo le retiró la licencia- se fue iniciando en el concepto del libro, conocimientos con los que insistió en su camino fundando en 1969 Alberto Corazón Editor, de donde nació la colección Visor de poesía que todavía sigue activa de la mano de Jesús García Sánchez. De Corazón fue la idea de esas emblemáticas portadas negras con un pequeño motivo como ilustración que identifican con gran eficacia el sello.

Logo de la SGAE y portada del primer número de la colección Visor que publicó el sello Alberto Corazón Editor, «Una temporada en el infierno», de Rimbaud
Logo de la SGAE y portada del primer número de la colección Visor que publicó el sello Alberto Corazón Editor, «Una temporada en el infierno», de Rimbaud

A la par comienza a trabajar en el diseño gráfico y en el arte conceptual. En 1975 fundó Investigación Gráfica SA, un centro especializado en identidad corporativa. Enseguida destacó elaborando la imagen de empresas e instituciones, como SGAE, Anaya, ONCE, Biblioteca Nacional, Cercanías de Renfe -estas cinco acompañan este texto-, MOPT, Círculo de Bellas Artes, Tesoro Público, Feve, Paradores, Fundación Mapfre, Casa América, Teatro Español, UNED, Ferrovial, Teatro de la Zarzuela, Junta de Andalucía y una larguísima nómina más. También diseñó el popular teléfono Domo. Es difícil que un paseo por la España de hoy -y de los últimos decenios- no ofrezca alguno de sus poderosos iconos. Además, Corazón no rehuyó la escritura, bordeando lo ensayístico y lo personal, en relación casi siempre con el territorio del diseño.

Logos de la ONCE, Anaya y Casa América
Logos de la ONCE, Anaya y Casa América
Logos de Mapfre y Tesoro Público
Logos de Mapfre y Tesoro Público

Premio Nacional de Diseño en el 1989 y miembro de la Academia de Bellas Artes de San Fernando (desde el 2006), siempre decía que el diseño no era cosa de herramientas digitales -ni siquiera de destrezas técnicas o de dibujo, cuya relevancia relativizaban los avances informáticos-, lo verdaderamente fundamental, insistía, eran las neuronas. Por esa misma razón, rechazaba ser una artista del diseño, ya que el quid -argüía- está en el conocimiento, en lo racional. En esa línea, pedía que lo estético no pesase tanto, que el debate dejase de ser un puro me-gusta/no-me-gusta.

Alberto Corazón, con los miembros de la Asociación Galega do Deseño, en la Cidade da Cultura, en el 2014. También estaba Enric Satué
Alberto Corazón, con los miembros de la Asociación Galega do Deseño, en la Cidade da Cultura, en el 2014. También estaba Enric Satué
Logos de Paradores y Cercanías de Renfe
Logos de Paradores y Cercanías de Renfe

Corazón murió este miércoles en Madrid a los 79 años como consecuencia de las complicaciones derivadas de una enfermedad con la que batallaba desde hace meses. Su nombre quedará ligado a figuras como Daniel Gil (Alianza) o Enric Satué (Alfaguara), imprescindibles en la modernización del diseño gráfico y editorial en España, un país cuya cultura visual difícilmente se entiende y se explica sin Corazón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fallece Alberto Corazón, pionero del diseño gráfico y brillante creador de logos corporativos