Juan Eslava Galán: «Los españoles desprecian su propia historia sin conocerla, que es lo peor»

CULTURA

Eslava Galán afirma que escribe para «el hombre de la calle»
Eslava Galán afirma que escribe para «el hombre de la calle» XOÁN A. SOLER

La Voz ofrece este domingo a sus lectores el primer tomo de «Historia de España contada para escépticos»

06 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Juan Eslava Galán (Arjona, Jaén, 1948) tiene una dilatada trayectoria en el género histórico, tanto en la no ficción como en la novela. Como narrador ha ganado premios tan importantes como el Planeta, el Fernando Lara o el Ateneo de Sevilla. Entre sus libros de historia destaca la serie en la que aúna rigor y amenidad y que inició con Historia de España contada para escépticos -su primer tomo se entrega este domingo con La Voz por 4,95 euros- y cuyo último título por ahora es La Biblia contada para escépticos, publicado este año.

-¿Somos escépticos los españoles?

-Una de las desgracias nacionales es que no somos suficientemente escépticos, nos dejamos engañar, como claramente se ve cuando contemplamos el panorama político. En el fondo somos muy crédulos. Lo que intento con estos libros es estimular a los lectores. Escribo para el hombre de la calle, expongo una serie de hechos históricos y no digo esta es la verdad, sino lo que yo deduzco, pero invito al lector para que por su parte deduzca lo que considere, intento darle razones en pro y en contra. Parto de la base de que la historia, por un lado, es una ciencia porque usa el método científico, pero por otro es un arte fácilmente manipulable. No hay ninguna historia que sea realmente independiente, porque siempre está presente el pensamiento del autor.

-¿Qué se van a encontrar los lectores de La Voz?

-En primer lugar, un panorama de la historia de España contada de un modo sencillo y atractivo. Ese objetivo que querían los romanos de enseñar divirtiendo. La historia no tiene por qué ser pesada, como se hace a veces, yo he intentado hacer una historia que sea rigurosa en cuanto a los hechos y que se lea con agrado, como una obra literaria.