Josele Santiago: «Vender más que esos de ''OT'' me dejó el cuerpo a gusto»

carlos crespo

CULTURA

oscar carriqui

Abre, junto a The Limboos, el festival Outono Códax en Santiago

26 nov 2020 . Actualizado a las 11:28 h.

Justo la semana en la que se decretó el confinamiento, Bestieza, el nuevo disco de Los Enemigos fue el más vendido en España. Bien podía haber recurrido Josele Santiago a aquello de que «la sangre aún me hierve cuando pienso en mi mala suerte». Adiós gira, adiós ventas. Pero no. Lo encajó con natural y castiza deportividad, fiel a su confeso afán de supervivencia. «Estoy jodido, pero como todo el mundo», dice.

El sábado, con The Limboos como compañeros de cartel, inaugura en el auditorio de Santiago el Outono Códax. Las entradas están agotadas pero el concierto podrá verse on line a partir del lunes en tienda.martincodax.com.

—¿No cree que tiene razones para estar un poquito más jodido esta vez?

—Hombre, sí, el disco estaba funcionando muy bien. De hecho se sigue vendiendo, por el streaming ese. Y se nos fue todo al carajo. Pero no es cuestión de quejarse sino de buscarle el lado bueno a las cosas. Que lo tienen.

-¡Ah sí! ¿Cuál es en este caso?

-La gente aprecia un poquito más la cultura. Ahora todo el mundo valora más ese refugio que supone un buen disco, un buen libro o una buena película. Yo es algo que noto. A lo mejor suena un poco cursi, pero los aplausos son ahora más cálidos.

-¿Se le pasó alguna vez por la cabeza que Los Enemigos fuesen número uno en ventas?

-En la puta vida. Ni el uno, ni el dos, ni el tres, ni el cuatro. Cuando me lo dijeron creí que era coña. Fue una sorpresa bastante grata. Estar un par de semanitas por delante de esos de Operación Triunfo le deja a uno el cuerpo bastante a gusto.

-¿Por qué cree que pasó?

-No le he dado muchas vueltas. Pero no creo que a los chavales les haya dado ahora por comprar el disco de Los Enemigos. Es más bien gente talludita la que se puede permitir esos dispendios.

-Ha dicho en alguna ocasión que la gente de su edad está «anclada en su juventud».

-Sí, hay gente obsesionada con que lo que teníamos entonces era lo mejor del mundo y que lo que hay ahora es una mierda. Gente que en vez de mirar pa'lante mira pa'tras. A mí me parece un error, pero allá cada cual. Más que nada porque te pierdes muchas cosas. Y no deja de ser un prejuicio más. Y ya bastantes tenemos.

-De la música que se hace ahora, ¿qué le interesa?

-A mí lo que me gusta es el rock and roll. Y hay grupillos. No muchos, claro. No es aquella época de esplendor de los 70. Pero es que eso ya no va a volver.