«Dear Werner (Walking on Cinema)»: Sencillamente fascinante, hipnótica

El homenaje de Pablo Maqueda a Herzog también es una sentida declaración de amor al cine


Más allá de coincidir con Pablo Maqueda en su admiración por ese cineasta arrebatado que es Werner Herzog -en particular, sus ficciones con Klaus Kinski, y buena parte de sus documentales posteriores-, Dear Werner (Walking on Cinema) es también una sentida declaración de amor al cine, con esa coda final del propio autor, afirmando que seguirá caminando «hacia los bosques, hacia la niebla, hacia mis sueños, seguir caminando», en un proceso paralelo al de Herzog cuando en el invierno de 1974 recorrió a pie los 755 kilómetros que separan Múnich de París, para visitar a su admirada Lotte H. Eisner (su libro La pantalla diabólica es una obra maestra del ensayo cinematográfico), entonces enferma. Detrás de repetir el trayecto de Herzog está también el dolor de la creación, las dificultades y zancadillas de una industria que ladea los proyectos personales para priorizar la rentabilidad, lo que deriva en drama para aquellos directores que sienten el cine en las antípodas de lo estándar y buscan huir de la zona de confort. Y ahí se sitúa Maqueda, intentando sacar adelante su nuevo largometraje La desconocida.

Su propuesta deriva en fascinante, hipnótica. Toma como base Del caminar sobre hielo, diario anotado por Herzog durante aquellas semanas. El cineasta germano colaboró con la voz en off en una parte del metraje, dividido en varios apartados al hilo de sus reflexiones, junto con las de Maqueda, sumando referencias a la filmografía herzogiana, como Aguirre, la cólera de Dios, Fitzcarraldo, Grizzly Man, La cueva de los sueños olvidados e incluso Nosferatu, entre otros. Pero más allá del acierto en las citas al servicio de un discurso que finaliza en la Cinémathèque francesa y ante la casa en la que vivió Eisner, está la igualmente atinada selección del paisaje, naturaleza salvaje, invernal y variada, tomada por una cámara entregada a la atmósfera con la ayuda de la música de José Venditti. Logran envolverlo todo en una gozada sensorial que es también un homenaje al cine (no tanto a Herzog, que también) y a su, muchas veces, frustrante creación. Pareciera que Maqueda brinde su personal vía crucis para reafirmarse como cineasta. Y hace pleno.

«DEAR WERNER (WALKING ON CINEMA)»

España. 2020.

Director: Pablo Maqueda.

Intérpretes: Pablo Maqueda, Werner Herzog (voz en off).

Documental.

80 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

«Dear Werner (Walking on Cinema)»: Sencillamente fascinante, hipnótica