Reinventarse o morir: festivales en tiempos de pandemia

Sabela Pillado

CULTURA

Fotograma de «Les choses qu’on dit, les choses quòn fait»
Fotograma de «Les choses qu’on dit, les choses quòn fait»

Gijón mantiene la actividad con proyecciones, talleres y coloquios de forma virtual

23 nov 2020 . Actualizado a las 22:53 h.

En este extraño, surrealista y cruel 2020, no es fácil la tesitura a la que han hecho frente los festivales de cine, eventos culturales marcados por la presencialidad, el dinamismo, y el intercambio directo y fluido de experiencias.

La situación para ellos parecía, en aquellos momentos iniciales de desconcierto, orientarse hacia la decisión de suspender o no suspender la edición del presente año. Decisión a la cual cada uno de esos festivales ha ido respondiendo de modo individual y diferente. Por suerte, vías alternativas a las opciones iniciales han ido desarrollándose, dando pie a otras formas y experiencias. Todas ellas, decisiones valientes con un mismo fin; evitar la cancelación y poder seguir ofreciendo a un público fiel la opción de disfrutar de la experiencia cinematográfica.

Y así, a la par de apuestas presenciales que han celebrado sus certámenes mascarilla y medidas extremas mediante, otros festivales, especialmente ante el recrudecimiento progresivo de la situación actual, han optado por modelos como el virtual.