«Rifkin's Festival»: Problemas del corazón

Woody Allen entrega otra deliciosa farsa, envuelta en el disfraz de filme menor, pero con un gran guion y un genial protagonista, Wallace Shawn


Los más veteranos recordarán a Wallace Shawn por La princesa prometida y los recién llegados lo reconocerán como el profesor Sturgis de El joven Sheldon. Entre uno y otro título, el magnífico actor de carácter logró un protagonista inolvidable, amargado personaje chejoviano en Vania en la calle 42.

Shawn debutó en el cine con una película de Woody Allen, Manhattan, y desde entonces ha trabajado en otras cinco ocasiones para el «judío de Brooklyn». Ahora, Allen le oferta al pequeño gran actor una magnífica ocasión para lucir su gestualidad única, encarnando a un Woody octogenario y torpe, viejo soñador perdido en un vagabundeo errático, durante unos leves días en San Sebastián.

El festival de Donosti es el marco de Rifkin's Festival otra pequeña y deliciosa farsa pirandelliana de Allen, donde un profesor de historia del cine, que quiere escribir la gran novela americana -«a la altura de Miguel Ángel, Joyce o Fellini»-, pasa unos días de asueto, acompañando a su esposa, agente de prensa de un joven y pretencioso director francés que está de moda y que conoce las mieles del éxito. Mientras su mujer se lía con el galo, el hipocondríaco protagonista se enamora de la joven doctora española que lo trata y así los falsos problemas de su corazón sano pasan a ser reales problemas del loco corazón. Porque «el corazón no atiende a razones».

Shawn lo es todo en esta película encantadora que, como muchas de las últimas de Allen, está disfrazada de filme menor, de cinta acomodaticia de transición a la senectud. Pero no, no nos dejemos engañar, la fuerza del guion, construido como ya no se construyen, y la ligereza clásica de la narración nos llevan en volandas, acompañando los devaneos sentimentales de este Sísifo otoñal. Y el pequeño gran Wallace, con su físico de tortuga renqueante, empuja la piedra del castigo, cuesta arriba, con la constancia de un joven viejo.

Todos los sueños -«si eres soñador, sueñas»- del protagonista son reinterpretación amorosa y jocosa de escenas de filmes clásicos, escogidos entre los favoritos de Allen. Ciudadano Kane, Ocho y medio, Jules y Jim, El Ángel Exterminador... Con la última secuencia, homenaje a El séptimo sello, la muerte le asegura a nuestro héroe que no se siente implacable. «Únicamente soy indiferente», sentencia. Y por eso, Woody piensa, quizá, en otra última película.

«RIFKIN'S FESTIVAL»

EE.UU.-España- Francia, 2020.

Director: Woody Allen.

Intérpretes: Wallace Shawn, Gina Gershon, Elena Anaya, Louis Garrel, Enrique Arce, Sergi López, Christoph Waltz, Nathalie Poza, Richard Kind, Steve Guttenberg.

Comedia dramática.

92 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Rifkin's Festival»: Problemas del corazón