Jon Stewart: «La lluvia de dinero es el gran problema del sistema político»

Su filme «Un plan irresistible» se asoma al cáncer de la financiación electoral


Los Ángeles / COLPISA

Hollywood ataca la línea de flotación de la política norteamericana con la película Un plan irresistible, que cuestiona el sistema y la influencia del dinero. El cómico Jon Stewart (Nueva York, 1962) escribe y dirige su segundo filme, cargado de vitriolo contra el activismo ideológico y que se estrenó recientemente en España. Demócratas y republicanos son en su película canallas en busca de la reelección. Lo que menos importa son los derechos de los ciudadanos.

En clave de humor, la cinta muestra a un granjero, interpretado por Chris Cooper, que se presenta a la alcaldía de una remota población pero que conseguirá llamar la atención de los poderosos pesos pesados de Washington. Al frente del reparto, dos actores que han hecho carrera entre la comedia y la sátira: Steve Carell y Rose Byrne. En una conversación por vía digital, Stewart sostiene que la cinta es solamente una leve pincelada de lo que podrá verse en las presidenciales estadounidenses del próximo 3 de noviembre.

-Han pasado cinco años desde que estrenó su primer largometraje, «Rosewater». ¿Por qué ha tardado tanto en volver a la silla de director?

-No es fácil encontrar financiación para un proyecto. La idea de rodar una película política me pareció interesante. Supongo que el escritor que soy necesitaba hablar de la corrupción dentro del sistema más allá del partidismo político. Me gusta presentar historias que provocan, que nos hacen sentir incómodos.

-¿Cuál cree que es el gran problema dentro del sistema?

-El problema es el dinero. La lluvia de dinero de un lado y otro. Se ha vuelto tan poderoso que el sistema solo se mueve por dinero. Entiendo que no es el único problema de nuestra democracia, pero me pareció importante enfocar mi cámara a la estructura del sistema. Digamos que descubrí un agujero sobre el que nadie había hecho una película obscena. Y ese agujero es la reforma de la financiación de las campañas electorales.

-En su programa de entrevistas en la televisión habrá tenido que enfrentarse más de una vez a la burocracia del sistema...

-Por supuesto. Era parte de mi día a día. La idea de este filme era crear un caramelo con sorpresa. Estamos tan preocupados por el envoltorio y el azúcar que no nos damos cuenta de que, al menos en política, nos estamos tragando el gusano. Lo que realmente no entiendo es por qué aceptamos esta situación.

-¿Por qué Steve Carell era el actor adecuado para dar vida a Gary, el protagonista del filme?

-Steve y yo somos muy amigos. Trabajamos juntos en The Daily Show. Cuando escribía el personaje pensaba en él. Pocos actores tienen su capacidad para convencer a la audiencia de que apuesten por él, aun haciendo cosas inmorales. Cae bien incluso en momentos desagradables. Cuando terminé el guion se lo mandé y le escribí un e-mail que decía: «Eres perfecto para interpretar a Gary». Me dijo que sí y, desde ese momento, nos convertimos en el equipo inicial de la película.

-En Estados Unidos hay un ambiente enrarecido ante los inminentes comicios presidenciales. Planea la idea de que pueden robarse las elecciones. ¿Ha perdido credibilidad el sistema democrático?

-Obviamente. Aquí lo importante son los ciudadanos y, en estos momentos, muchos se sienten estafados porque su voz no forma parte del sistema. Están siendo silenciados. Eso ha creado mucha confusión. Las elecciones del año 2016 no fueron robadas, pero ganó un presidente que no obtuvo la mayoría. La victoria de Trump es representativa del descontento general. Si en las próximas elecciones ocurre lo mismo, que una gran mayoría vota por una persona que no termina siendo presidente, creo que escucharemos los descontentos de forma muy audible. Yo confío en la democracia. Y es que sin ella no vamos a poder recuperar el país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jon Stewart: «La lluvia de dinero es el gran problema del sistema político»