«As literaturas ibéricas están illadas, totalmente no caso de Galicia e Portugal»

Luciano Rodríguez traduce a Àlex Susanna y critica el nulo nexo entre culturas peninsulares


Entre los muchos libros que quedaron confinados por la pandemia del coronavirus está Miradas que duran. Mirades que duren (Espiral Maior), una edición bilingüe catalán-galego con poemas del polifacético escritor Àlex Susanna (Barcelona, 1957). El profesor de la Universidade da Coruña Luciano Rodríguez es el autor de la selección, tradución y edición de unos versos que pertenecen a los ocho poemarios publicados por Susanna entre los años 1987 y 2016. Este poeta catalán, premiado por el PEN Club de Galicia, es un inquieto gestor cultural con una actividad que va desde fundar y dirigir la editorial Columna hasta poner en marcha el Festival Internacional de Poesía de Barcelona pasando por comisariar exposiciones de artistas como Maillol o Francesc Todó.

Susanna ya formó parte de otro libro de Luciano Rodríguez, Horizontes poéticos (Xerais), «unha viaxe á poesía ibérica actual a través da parcialidade de cinco voces que forman parte dunha xeración emerxente e son o suficientemente representativas nas súas respectivas áreas lingüístico-literarias», decían los editores de un volumen que hoy se halla descatalogado. En aquel libro, Luciano Rodríguez analizaba, entre otras cosas, la situación «das linguas, que teñen detrás unha literatura dentro dun territorio que se chama península Ibérica».

Han pasado dos décadas desde que Rodríguez tendió «aquela vía de comunicación entre autores, un de cada lingua; eran persoas que estaban moi ao tanto do que pasaba e tiñan contacto con moita outra xente», recuerda. Eran Luis García Montero, representando a la literatura española, Felipe Juaristi a la vasca, Fernando Ponte do Amaral a la portuguesa, el citado Àlex Susanna a la catalana y eligió «para Galicia unha muller que sempre me pareceu moi boa poeta e que é Pilar Pallarés» [Premio Nacional de Poesía 2019 por su obra Tempo fósil].

Entre las cuestiones planteadas por Rodríguez estaba si existía diálogo entre las literaturas peninsulares y cómo era la relación entre ellas. «Todos defenderon a necesidade do diálogo pero ese diálogo nunca se materializou porque, entre outras cousas, algunhas plataformas que existían como eran as revistas literarias fóronse pechando», explica. Esto se produjo especialmente en el ámbito «das literaturas máis fortes, que son a portuguesa e a española: son as que teñen un sistema literario cunha estrutura política detrás. Eu a iso chámolle literatura forte fronte as débiles, aínda que iso non quere dicir que as débiles non teñan tamén potencial».

Desconexión Galicia-Portugal

Insiste el profesor Luciano Rodríguez en evocar cómo hubo un tiempo en el que «podías atopar unha colaboración galega nunha literatura española ou portuguesa. Estou pensando na revista lisboeta Coloquio/Letras ou a española Litoral. Agora non hai colaboracións, nin directamente, de autores galegos en Portugal. É como se sentiran a necesidade de estar cada un no seu propio territorio. As literaturas ibéricas están illadas. E hai un proceso de illamento total entre Galicia e Portugal».

De todos modos, alude a un espacio de encuentro de las literaturas peninsulares «que nun tempo promovía Víctor García de la Concha e despois Luis García Jambrina: eran os Encontros de Verines. Non sei se recuperaron... Pero se foi así teñen moi pouca visibilidade».

En cuanto a Galeusca, el encuentro de escritores gallegos, catalanes y vascos que se viene celebrando desde 1993, Rodríguez opina: «Está ben que exista pero é unha forma de dicir: os diferentes vamos por unha parte...». En junio del 2018, las asociaciones de escritores de las tres autonomías históricas constituyeron la Federación Galeusca. Entre los objetivos están los de defender la profesión de la escritura [solo el 5% de los autores catalanes vive exclusivamente de la literatura y en Galicia y País Vasco el porcentaje es menor] y promover acciones conjuntas.

Un primer paso

Ha sido también durante la pandemia cuando se ha dado un primer paso para fomentar la colaboración entre las cuatro lenguas cooficiales del Estado español. Se trata de un protocolo que prevé traducciones de libros, participaciones conjuntas en ferias, impulso y apoyo entre las cuatro culturas y puesta en marcha de una comisión que analice el grado de cooperación y la eficacia del mismo.

El acuerdo fue firmado el pasado mes de mayo, aunque debido al covid-19 se suscribió de forma telemática, por los directores del Instituto Cervantes, Luis García Montero, del Ramón Llull, Iolanda Batallé Prats, del Etxepare, Irene Larraza Aizpurua, y por la presidenta del Consello da Cultura Galega, Rosario Álvarez Blanco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«As literaturas ibéricas están illadas, totalmente no caso de Galicia e Portugal»