«La casa que se tragó el otoño», de Antonio Costa Gómez

Un homenaje a Buenos Aires desde la literatura y los sentidos


Redacción / La Voz

«Para nosotros vivir en Buenos Aires significaba vivir en la literatura, en una ciudad donde todo estaba encendido». La capital argentina es el escenario propicio para ese constante juego entre lo real y lo imaginado, lo leído y lo vivido, las coordenadas en las que se mueve el narrador de La casa que se tragó el otoño, de Antonio Costa Gómez, nacido en Barcelona en 1956 y criado en Lugo. Se orienta con brújulas excepcionales: entre otros, Borges, Alfonsina Storni y, sobre todo, Ernesto Sabato, de quien se incluye a modo de prólogo una carta remitida al autor en 1977. Ese vagabundear por «la ciudad de los libros» visita los lugares donde se respira lo literario, donde se entrecruzan «espectros y vidas»: en ese devocionario que el narrador desgrana a medida que recorre el callejero bonaerense, sobresale el Bar Británico, donde Sabato escribió Sobre héroes y tumbas.

Articulado como un diario de viaje, un cuaderno de impresiones planteadas desde el recuerdo, en La casa que se tragó el otoño se vive Buenos Aires desde la letra impresa —algunos de los lugares que se describen se comparan con bares salidos de novelas de la Editorial Losada—, demostrando el poder de lo escrito sobre lo cotidiano. Tampoco faltan las librerías donde uno se puede encontrar, como le ocurre al narrador, antiguas ediciones de autores como Julio Camba. Pero no solo se alimentan de lo literario los 79 capítulos del libro, sino que proponen un acercamiento a la ciudad en el que intervienen los demás sentidos: hay referencias frecuentes al vino, así como a la música, de Piazzolla a Gardel inseparable de la urbe, que también suena a «saxofones ahumados».

Ese narrador cuyos ojos trasladan lo mucho que ha leído del papel al paisaje urbano, tiene su pareja perfecta en Circe, una mujer entusiasta y de profunda vitalidad, que no duda en pedir un encuentro con María Kodama sin cita previa. La compañera ideal para vivir el amor y la literatura en un Buenos Aires de palabras y sentimientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«La casa que se tragó el otoño», de Antonio Costa Gómez