Dakota Johnson: «Ha sido una lucha crecer en mi familia y buscar mi lugar»

La intérprete comparte pantalla en «Personal Assistant» con Tracee Ellis Ross, hija de Diana Ross

Dakota Johnson, en un fotograma de «Personal Assistant»
Dakota Johnson, en un fotograma de «Personal Assistant»

Los Ángeles / Colpisa

Asistir con elegancia a una diva es el trabajo soñado por Maggie, el personaje al que da vida Dakota Johnson (Austin, 1989) en Personal Assistant. Maggie ayuda a Grace Davis, una estrella de la canción interpretada por Tracee Ellis Ross, hija de Diana Ross, que debuta como cantante y compositora en este filme. Es, sin embargo, Dakota Johnson quien roba el protagonismo a la película con su pasión por la vida analógica, la esencia de la música y, sobre todo, su genuina impostura ante la fama.

-Tanto usted como Tracee tienen padres famosos. ¿Hablaron de crecer en ese ambiente?

-Claro que hablamos mucho sobre ese tema. Hay muchas cosas que puedes decir sin expresarlas en palabras cuando se trata de relacionarte con alguien que creció con un padre famoso o, como en su caso, con un icono internacional. Definitivamente nos reconocimos la una en la otra. Es muy complicado explicarlo sin haberlo vivido. Yo no solo tengo un padre famoso, sino que tengo tres y mi abuela. Ha sido una lucha crecer en una familia como la mía buscando mi lugar. Pero reconozco que tuve un inmenso privilegio y una vida afortunada.

-¿En qué sentido?

-Desde niña, he viajado por todo el mundo y eso, creo, me ha ayudado a comprender que, a veces, la vida necesita tiempo. Yo no he ido a la universidad y, cuando empecé como actriz, necesitaba demostrar de lo que era capaz. Tuve que enfrentarme a mí misma y a la idea que los demás tenían de mí por elegir la misma profesión de mis padres y mis abuelos. No es que estuviera a la sombra de mi familia, sino que debía mantener el estatus que ellos habían alcanzado. Estoy construyendo mi camino sin depender de mis padres porque tengo muchos sueños por cumplir.

-¿Le dieron sus padres algún consejo para lidiar con la fama?

-No. Ellos, todavía hoy, están tratando de resolver ese enigma [ríe].

-Su marido, Chris Martin, líder de Coldplay, ¿le ha hecho apreciar aún más el mundo de la música?

-Vivo rodeada de músicos; mis hermanos son músicos, tengo amigos músicos y yo he estado tocando el piano toda mi vida. Tomé lecciones cuando era niña y me ha encantado volver a estudiar un instrumento que me apasiona. Para preparar el personaje pasé tiempo en estudios de grabación entendiendo el ambiente. Mi amiga Annie Clark, que es músico y productor [su nombre artístico es St. Vincent], me permitió estudiarla durante unos días y robé mucho de ella; su lenguaje corporal, su actitud y su comportamiento en el estudio.

-Ha hecho un gran trabajo como directora en el videoclip de «Cry, Cry, Cry», de Coldplay.

-Gracias, fue una experiencia increíblemente especial. Tuve el honor de dirigir ese vídeo acompañada de artistas de gran calidad que dieron impulso a mi trabajo. Para mí ha sido fascinante y ha significado mucho a título personal.

-¿Fue idea suya la escena del baile?

-Sí. Fui bailarina antes que actriz. La danza es una forma de comunicar emociones y dinámicas de comunicación de una manera no verbal; la plasticidad de los sentimientos de esa relación se muestran con su baile. En los vídeos musicales puedes jugar con la realidad sin necesidad de explicarte.

-¿Qué tipo de música escucha?

-Como a Maggie, me encantan los karaokes, son un sueño y una pesadilla... Pero si tengo que elegir una canción siempre elegiré una de Shania Twain. Yo me hago una lista de música para cada día, soy fan de Leonard Cohen, de Perfume Genius, de Laura Marling.

-¿Cómo ha vivido la pandemia y el confinamiento?

—Ha sido muy angustiante. Es un momento totalmente alucinante para cada individuo del planeta, no importa dónde estés o cuál sea tu situación social, a todos nos ha afectado. Como todo el mundo, he vivido esta experiencia con altibajos, unos días mejores que otros, pero soy muy afortunada de vivir donde vivo y tener la familia y amigos que tengo. En cuanto a mi experiencia existencial, como ser humano, cada día es diferente. Trato de no venirme abajo, de no consumirme con la angustia de la ansiedad y me reconforta hablar con mi madre, con mi hermana, intento ser amable con quien me encuentro en el camino. Por la noche, para dormir, tomo melatonina.

-¿Cómo alivia la ansiedad?

-He estado practicando meditación y yoga durante años y eso me ayuda. Te confieso que estaría totalmente perdida sin mi sesión diaria de yoga y meditación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dakota Johnson: «Ha sido una lucha crecer en mi familia y buscar mi lugar»