El Museo Thyssen se queda sin su emblemático «Mata Mua», de Paul Gauguin

Otros tres cuadros de Degas, Hopper y Monet han sido embalados. El Ministerio de Cultura dice que la baronesa Thyssen está «en su legítimo derecho» y ve «difícil» afrontar su compra


Mata Mua (Érase una vez) es el titulo de una de las obras que Paul Gauguin pintó para plasmar esa vida idílica que descubrió en el paraíso de Tahití. El cuadro de 1892 ha sido una de las obras más emblemáticas del Museo Thyssen desde el momento de su apertura, pero ha dejado de estar colgado en sus paredes. 

El Museo Thyssen tampoco alberga ya en sus instalaciones las obras Caballos de carreras en un paisaje, de Degas; Martha Mckeen, de Wellfleet, de Hopper, y El puente de Charing Cross, de Monet, todos ellos propiedad de Carmen Cervera.

Fuentes del Ministerio de Cultura y Deporte han confirmado a Efe que los cuatro cuadros se encuentran embalados y todavía no han sido vendidos, aunque han recibido autorización para ser exportados. 

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha asegurado que la baronesa Thyssen está «en su legítimo derecho de propiedad» de sacar de su colección privada la obra Mata Mua y al mismo tiempo que ve «difícil» que su departamento puje por esta obra.

«Hay una cosa que se llama el derecho de propiedad y podemos decir que nos gusta o deja de gustar, pero está ahí. Mata Mua es un cuadro muy bonito, valioso, de 40 millones de euros, y tengo que ver si había algún tipo de pacto anterior con el anterior ministro, pero si no lo había, lo ha hecho en su legítimo derecho de propiedad y el ministro lo único que puede hacer en estos casos es comprarlo», ha afirmado durante su comparecencia en la Comisión de Cultura en el Senado.

En cualquier caso, ante esta posibilidad, Uribes ha reconocido que todavía no ha sido planteada, pero le parece «difícil». «Comprar un cuadro por 40 millones de euros en un contexto de crisis como éste, creo que un ministro prudente ni puede ni debe hacerlo», ha añadido.

«Otra cosa es plantear el tema de si había un pacto de caballeros, que yo no conozco, y si es así lo veremos. Pero, en todo caso, este ministro va a estar siempre atento a la defensa del patrimonio nacional y cultural», ha concluido.

Mata Mua, es un óleo de Gauguin de 1892 perteneciente a la colección de la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza que se encontraba en depósito en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. No era un cuadro cualquiera dentro de la colección del museo. Además de su valor y su adscripción a un pintor poco representado en España, la obra es tan simbólica para el centro que se ha convertido en la ilustración gran parte de los productos de márketing que ofrece en su tienda. 

El pasado mes de marzo el Ministerio de Cultura y Deporte y Carmen Thyssen decidieron prorrogar dos meses más, hasta el 30 de mayo, la negociación sobre las condiciones de cesión de la colección privada de la baronesa.

El Gobierno y la baronesa negocian un acuerdo sobre las condiciones de cesión de su colección privada -que se exhibe en el Museo Thyssen- por 15 años, prorrogables de 5 en 5 años.

El préstamo de la colección de la baronesa se firmó en 1999 por diez años y se fue actualizando de forma anual desde el 2011. En el 2016 se renovó la cesión por seis meses y, desde enero de ese año, se han ido sucediendo distintas prórrogas, cada una de tres meses, excepto las acordadas en julio del 2017 y diciembre de ese mismo año, que fueron de seis meses.

La colección de Carmen Thyssen está compuesta por 429 obras maestras de autores como Matisse, Picasso, Canaletto, Rodin o Gauguin depositadas de manera gratuita en el Museo Thyssen.

La viuda del barón Thyssen quiere que le permitan «movilidad» para sus cuadros, que ella valora en más de mil millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Museo Thyssen se queda sin su emblemático «Mata Mua», de Paul Gauguin