Los museos empiezan su progresivo camino de vuelta a la actividad

Algunos centros abrieron este martes sus puertas mientras otros permanecen aún cerrados

En el CGAC se puede ver la muestra de Antón Patiño
En el CGAC se puede ver la muestra de Antón Patiño

Santiago / vigo / la voz

El primer día que habilitaba a los museos para iniciar su progresivo desconfinamiento se saldó de forma desigual: algunos centros ya abrieron sus puertas, pero otros aún permanecen cerrados, mientras «continúan adecuando os espazos co fin de ofrecer a mellor seguridade tanto para os visitantes como para os propios traballadores», según la Consellería de Cultura. Irán abriendo a lo largo de esta semana. «Transcorrido un período mínimo de dúas semanas dará comezo a segunda fase coa incorporación progresiva do persoal que determine o protocolo da Xunta para a volta ao traballo dos empregados públicos. E xa na terceira fase os museos poderán contar coa metade do seu aforo, mantendo os requisitos anteriormente sinalados?», señalaron fuentes del departamento autonómico.

El Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC) abría con novedades: la posibilidad de recorrer por primera vez la exposición Caosmos, de Antón Patiño, que iba a inaugurarse el día que se decretó el cierre por la crisis sanitaria, para unirse a la oferta de Francesc Torres y de Man de Camelle. Pero, en las primeras horas, los avisos de mantener una distancia de dos metros de distancia entre visitantes eran innecesarios y había la posibilidad de conocer las tres propuestas sin cruzarse con nadie. Eso sí, la visita es muy diferente a la de antes del día 13. En la puerta ya aguarda un gel y ya no hay folletos explicativos. Además, tanto la cafetería como la librería permanecen cerradas. A falta de poder celebrar actividades en las dependencias, el CGAC prosigue con sus propuestas virtuales, hoy con un taller de integración de personas con diversidad funcional.

También reabrió sus puertas la Cidade da Cultura. La mayor parte de visitantes que se acercaron fue para preguntar por las actividades previstas en las próximas fechas. Además, recibieron varias consultas telefónicas sobre la posibilidad de visitar la muestra Galicia, un relato no mundo, que cerró en pleno confinamiento. Precisamente, están ahora avanzando ahora en la logística para su desmontaje. Actualmente, el Museo Gaiás solo tiene abierta la planta cero, donde se encuentran maquetas de los proyectos del complejo y la exposición Redeiras.

Por su parte, el Museo das Peregrinacións no pudo reabrir a primera hora sus puertas, como había sido anunciado, ya que estaban pendientes todavía algunas medidas de protección. El Museo do Pobo prevé hacerlo el día 2 de junio, aunque podría adelantarse, y el Museo de la Catedral aún no fijó fecha para el regreso. De los otros recintos dependientes de la Xunta, abrieron los del Castro de Viladonga, el Arqueolóxico de Ourense y la Fundación Cela.

El Museo do Mar de Vigo fue uno de los que abrieron este martes
El Museo do Mar de Vigo fue uno de los que abrieron este martes

Tras dos meses de cierre por imperativo sanitario, en Vigo abrieron este martes los dos primeros centros museísticos que se incorporan al desconfinamiento: el Museo do Mar y el espacio arqueológico Salinae, ambos dependientes de la Xunta. Los primeros visitantes que se acercaron ayer hasta el primero se encontraron, para empezar, con mamparas de protección en el mostrador de recepción y marcas de separación para esperar en la fila al comprar las entradas. En ambos, en todos los baños se han instalado dispensadores de hidrogel y los ascensores quedan solo para uso de personas con movilidad reducida. La directora de ambos, Marta Lucio, explica que el circuito del Museo do Mar «sigue siendo el mismo, porque ya estaba marcado, excepto que ahora en vez de salir por donde entraban, lo harán por la parte de fuera, tras llegar al final del segundo edificio, donde empieza el acuario. Antes había la posibilidad de regresar por dentro. Ahora, no». Por lo demás, la tienda está abierta pero acotada, se puede comprar sin tocar los objetos, ni los de allí ni las piezas museísticas, como por otra parte establecía ya el protocolo del museo, pero ahora con mayor motivo». El aforo permitido es de un 30 % sobre los 250 de capacidad que tiene dentro de las dos naves, y en el acuario es de 30, lo que lo deja actualmente en 8 o 9 personas. «Si hay más, esperarán turno pero no se quedarán sin verlo, explica.

Lo bueno es que las dimensiones del Museo do Mar permiten recorrerlo sin agobios y las mascarillas no serán obligatorias mientras no lo diga el Gobierno. Se permiten las unidades familiares o en compañía, pero no visitas guiadas de grupos ni de colegios. Lucio añade que el bar aún no está abierto y esperan poder abrirlo en el mes de julio, con menos número de mesas tanto dentro como en la terraza. «En este momento está pendiente su adjudicación», aclara.

La directora añade que han reforzado los turnos de limpieza y anima a los visitantes a acudir, sin miedo, pero guardando la cautela necesaria. Marta Lucio siguió acudiendo a las instalaciones durante toda la cuarentena junto a dos secciones que obligatoriamente no podían dejar de hacerlo: «Mantenimiento y los acuaristas, ya que tenemos especies vivas que hay que atender siempre». Tanto el Museo do Mar como el centro arqueológico Salinae, construido sobre las salinas romanas halladas en el centro de Vigo, siguen hasta el 15 de junio con el horario habitual de invierno. El Museo do Mar cobra entrada y Salinae es gratis.

Profesionales del patrimonio cultural y museos creen que el plan de medidas del Gobierno deja fuera su sector

Una docena de asociaciones de profesionales del sector del patrimonio cultural y los museos han enviado una carta al ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, como reacción a las medidas de apoyo al sector cultural. Según informa Colpisa, las asociaciones, constituidas en una red, manifiestan en la misiva su «firme» protesta ante lo que consideran «una omisión» a su colectivo por parte del ministerio. En la carta aprovechan para «tender la mano» a Rodríguez Uribes para que se implique con su sector de forma más activa y empática, «por citar sus propias palabras», y poder afrontar esta nueva etapa «con una hoja de ruta común en el marco de ese Pacto por la Cultura que requiere el país».

En su carta, la red, que representa a miles de profesionales de estos sectores, recuerda que la crisis generada por el covid-19 ha comprometido la viabilidad de muchas instituciones museísticas y proyectos culturales de medio y pequeño tamaño, que forman parten del denso tejido de museos y sitos patrimoniales de España, y que deberían recibir una «primera y especial atención por parte de las administraciones supralocales con el fin de garantizar su supervivencia». «Sin embargo», apuntan, «no hay ninguna mención al ámbito de los museos y el patrimonio, más allá de la línea de bellas artes incluida en el capítulo 1 y para el que no se explicita ningún tipo de medida concreta». Ante esa tesitura, plantean la «urgente necesidad» de implementar líneas específicas que garanticen el mantenimiento del tejido profesional ligado a la actividad museística y al patrimonio cultural.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los museos empiezan su progresivo camino de vuelta a la actividad