La crisis del coronavirus aplaza veinte proyectos del audiovisual gallego

La Xunta prepara medidas para paliar sus efectos en el sector cultural

La obra «Jardín de primavera» fue pintada por Vincent Van Gogh en 1885, en Neuen
La obra «Jardín de primavera» fue pintada por Vincent Van Gogh en 1885, en Neuen Marten de Leeuw

Redacción

El sector cultural, que empezaba a recuperarse tímidamente de la crisis económica en la década pasada, ha acusado ahora de forma considerable los efectos de una nueva crisis, la causada por las medidas de confinamiento para evitar contagios del coronavirus. Museos y librerías que han tenido que cerrar, conciertos y recitales que se han suspendido o aplazado, y numerosos proyectos que ahora penden de un hilo.

El sector audiovisual gallego ha cifrado en más de tres millones de euros las pérdidas que está causando esta situación. Una veintena de proyectos, como rodajes de películas o series, han tenido que posponerse. Filmes como Lúa vermella, de Lois Patiño, que se había podido ver en el último festival de Berlín, ya no podrán estrenarse este próximo mes de abril, como estaba previsto. Otro caso similar es A illa das mentiras, de Paula Cons. Y producciones gallegas como O que arde y Eroski Paraíso, que ya estaban en las salas, han visto interrumpido su ciclo comercial. Los que todavía estaban en fase de gestación o puesta en marchan se han visto perjudicados por la congelación de la financiación. Agapi, que reúne a las productoras independientes, ha solicitado medidas a la Administración.

Este lunes la Xunta anunció un paquete de medidas específicas para paliar los efectos de la crisis en el sector cultural. El departamento de Cultura se mantiene en contacto con las asociaciones e instituciones, con el objetivo de «traballar conxuntamente pola cultura e as industrias creativas galegas». Una de las primeras medidas consiste en agilizar los pagos de las actividades realizadas en lo que va de año, por lo que se está priorizando los pagos de subvenciones adjudicadas y de facturas. También se busca facilitar las gestiones administrativas necesarias para los aplazamientos de distintas actividades que han tenido que ser canceladas. El departamento autonómico, además, ha reestructurado sus créditos presupuestarios para acometer las medidas precisas que ayuden a la reactivación del sector. La previsión presupuestaria es de 25 millones de euros y se centrará prioritariamente en el mantenimiento del empleo. También se le dará un giro a la orientación del Xacobeo 2021 para que se convierta en una herramienta de recuperación económica.

Por su parte, los editores europeos pusieron de relieve ayer cómo las medidas de confinamiento afectan directamente a las relaciones sociales sobre las que se sustenta el consumo cultural, por lo que pidieron al Banco Central Europeo que dé instrucciones a los bancos para que empiecen a conceder créditos a las editoriales y otros participantes en la cadena del libro «con carácter prioritario». Los editores recordaron el esfuerzo que hacen sellos, librerías y autores tratando de mantener viva la actividad editorial y literaria a distancia.

La crisis del coronavirus también le causó ayer otro disgusto a la cultura: el robo de un cuadro de Van Gogh, Jardín de primavera, en el Museo Singer, de la ciudad holandesa de Laren, cerrado actualmente por las medidas para evitar contagios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La crisis del coronavirus aplaza veinte proyectos del audiovisual gallego