La Sinfónica de Galicia envía un mensaje de ánimo envuelto en la música de Elgar

Los músicos de la orquesta grabaron desde sus casas sus partes de «Nimrod», del compositor inglés. La pieza luego fue ensamblada y compartida en YouTube

La OSG, durante un ensayo
La OSG, durante un ensayo

Redacción / La Voz

«Si te puede el desánimo, la soledad o la tristeza; cuando te falte el aliento o creas que te fallan las fuerzas; cuando el dolor te aplaste o creas que ya todo está perdido, no te rindas: sé Nimrod, rebelde a la espera de un nuevo amanecer en el que volveremos a estar juntos. No te rindas: quienes cada día construimos la Sinfónica de Galicia te enviamos este mensaje de esperanza tocando sin rendirnos».

Este mensaje resume el espíritu con el que los músicos de la Orquesta Sinfónica de Galicia se han puesto manos a la obra en estos días de confinamiento a causa del coronavirus para transmitir un mensaje de ánimo a través de su canal de YouTube. Lo han hecho con la grabación de Nimrod, unas de las Variaciones Enigma del compositor inglés Edward Elgar. Se cuenta que la pieza nació precisamente de un momento duro en la carrera del autor, a quien ayudó un amigo alemán apellido Jaeger, que significa cazador: la figura bíblica de Nimrod es descrita en el Antiguo Testamento como «un valiente cazador ante el Señor».

Cada uno de los intérpretes grabó su parte desde su casa y luego recayó en Mihai Tanasescu Kadar la tarea de ensamblar todos estos componentes antes de compartir el resultado final, tres minutos de hermosa música, en YouTube. La elección sigue el espíritu optimista con el que Elgar escribió Nimrod, una pieza que Tanasescu considera que transmite «solemnidad y optimismo a partes iguales». «Estamos en un momento triste por toda la gente que está muriendo, pero no podemos perder el ánimo, saber que vamos a salir de esta», añade el violinista. La treintena de músicos de la OSG -faltó la familia de percusión: sus instrumentos están encerrados en el Palacio de la Ópera de A Coruña- recibió su partitura por WhatsApp y Tacanescu programó una claqueta a modo de coordinación. «Era la única forma de tocar todos juntos al no haber director. ¡Y creo que ha sido la clave para que suene tan conjuntado! La técnica de grabar un metrónomo en el oído la tenemos bastante dominada por todas las bandas sonoras que hemos grabado durante estos años», describe. «No hubo ensayo como grupo, cada uno se estudió su parte y la interpretó de la mejor forma posible. Eso también me resulta fascinante, todos tenemos una visión diferente de la pieza, pero el resultado final ha sido "todos a una". Ese es el espíritu», añade.

Conectados por la tecnología

Como buena parte de la población, el personal de la orquesta gallega vive la crisis desde la cuarentena, una circunstancia que deja su huella. Así la describe el violinista: «Llevamos dos semanas sin actividad y encerrados en casa, y la rabia va creciendo dentro de cada uno. Pero gracias a la tecnología estamos muy conectados, hablamos a diario, comentamos nuestras preocupaciones y esperanzas. Sabemos que por ahora tenemos que cancelar nuestros conciertos, sobre todo por el bien de nuestro público, cuya media de edad es avanzada, y esperamos poder volver a reunirnos pronto».

El vídeo apunta también a otra idea: que la música, y las artes en general, han sido un apoyo sólido para muchas personas durante esta crisis. «La gran mayoría de la gente que ha visto el vídeo me comenta que "se ha emocionado" y eso es un poder que tiene la música», confirma Tanasescu. No paro de ver vídeos estos días de gente que canta y toca desde sus terrazas y es una de las pocas alegrías que estarán dándole a mucha gente que está confinada como nosotros», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Sinfónica de Galicia envía un mensaje de ánimo envuelto en la música de Elgar