Joaquín Sabina, operado con éxito de un derrame cerebral tras su caída

Aunque en un primer momento se informó que solo sufría tres pequeñas fisuras en un hombro, el estado de salud del cantante se complicó en las últimas horas

;
Aparatosa caída de Sabina en pleno concierto anoche en Madrid El cantante tuvo que suspender el recital y pedir disculpas a las 12.000 personas que presenciaron el incidente.

Redacción

La operación quirúrgica a la que ha sido sometido de urgencia el cantante Joaquín Sabina por un coágulo cerebral ha concluido satisfactoriamente, según ha informado a Efe su representante desde la misma Clínica Rúber Internacional. El cantante se encuentra «estable» y permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), tras ser intervenido este jueves «para evacuación de un hematoma intracraneal en hemisferio derecho».

Según el parte médico facilitado a los medios, el artista presenta «traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico» a consecuencia de la caída que sufrió desde el escenario del Wizink Center de la capital española cuando ofrecía un concierto junto a Joan Manuel Serrat. Ha sido su representante, José Navarro «Berry», quien ha explicado que este informe ofrecido por la familia «ha tardado» más de lo que se esperaba para que fuese «claro y amplio». «En una situación como esta es todo muy cambiante», se ha limitado a añadir el mánager de Sabina, «muy nervioso» por todo lo acontecido, antes de recalcar que, como en todos estos casos, «las primeras 48 horas son importantísimas». Está previsto que se facilite otro parte médico con su situación este viernes al mediodía.

El cantante Joaquín Sabina fue operado de urgencia de un derrame cerebral tras la aparatosa caída que sufrió ayer miércoles a los pocos minutos de comenzar su concierto con Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid. El artista está ingresado en el Hospital Ruber Internacional. 

Tras el «golpetazo brutal» que sufrió ayer al caerse del escenario, donde daba un concierto con Joan Manuel Serrat, Sabina fue trasladado a la clínica Ruber, donde se le apreciaron «tres fisuras limpias sin desplazamiento»

A los pocos minutos de comenzar el concierto cuando introducía Mediterráneo, Sabina se cayó del escenario y tuvo que ser evacuado en camilla, aunque consciente. El cantautor dio un paso en falso en la parte frontal del escenario y se desplomó hacia delante, en el foso, desde una altura de casi dos metros. Enseguida, los servicios de emergencia acudieron a auxiliarle. Algunos asistentes informaban a través de las redes sociales de que la organización confirmaba por megafonía que el cantante estaba consciente y hablaba.

Sabina reaparecía sobre el escenario en una silla con ruedas empujada por Serrat. El artista se despidió del público, lamentando no poder seguir adelante con el espectáculo. Explicó que se había dado un fuerte golpe en el hombro y que el concierto será retomado el próximo mes de mayo, probablemente el día 22.

«Estas cosas solo me pasan en Madrid, lo siento muchísimo», se disculpó el accidentado. No es la primera vez que el intérprete y compositor sufre un percance en el Wizink Center que le obliga a suspender un concierto. En el 2014, a pocas canciones del final tuvo que retirarse, según él a causa de problemas de estómago, aunque en un primer momento se dijo que había sufrido una crisis de pánico escénico. Volvió a suceder en el 2018, dentro de la gira de Lo niego todo a la hora y media de actuación, por «una disfonía aguda consecuencia de un proceso vírico» que lo dejó «mudo» y obligó a cancelar los cuatro conciertos restantes de la gira.

«Quiero un cigarrito», ha dicho Sabina a un amigo tras operarse por su aparatosa caída en un concierto

I. G.

Benjamín Prado, escritor e íntimo amigo de Joaquín Sabina, ha revelado que el cantante se encuentra «mucho mejor» tras su caída y que ha hablado con normalidad a su familia después de operarse

La noticia supuso anoche un mazazo no solo para los asistentes al concierto que Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat daban en el WiZink Center, si no para muchos que consideran al de Úbeda un auténtico relator de los tiempos que corren. A sus 71 años, en plena actuación, se cayó del escenario y tuvo que ser evacuado tras anunciar la suspensión del concierto -se celebrará previsiblemente de nuevo el 22 de mayo-. En todo caso, lo más preocupante era su estado de salud. Aunque en un primer momento se informó que solo sufría tres pequeñas fisuras en un hombro, tuvo que ser finalmente operado de un derrame cerebral.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Joaquín Sabina, operado con éxito de un derrame cerebral tras su caída