Los Grammy consagran a Billie Eilish como la gran estrella pop internacional

Javier Becerra
Javier Becerra REDACCIÓN

CULTURA

La cantante americana gana seis gramófonos en una gala en la que Rosalía y Alejandro Sanz consiguieron un premio cada uno

27 ene 2020 . Actualizado a las 18:45 h.

Fue la estrella pop más inesperada del 2019 y los Grammy la han consolidado definitivamente. Con solo 18 años la americana Billie Eilish es la gran triunfadora de la 62ª. edición de los premios de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos. Se ha llevado seis gramófonos, los de grabación del año, disco del año, canción del año, mejor artista nueva, mejor disco de pop y mejor producción no clásica. 

Todo ello ha sido gracias al disco When We All Fall Asleep, Where Do We Go? (2019) y, especialmente, al single Bad Guy. En esos tres minutos y medio de oscuro electropop late un himno generacional irresistible. Parece abrir una nueva página en la historia del pop poniéndole banda sonora a esa juventud que ha encontrado un hilo directo entre sus sentimientos y la tensión de la pieza.

La artista más joven en lograr los premios (antes el récord lo tenía Taylor Swift con 20 años) se impuso así a Lizzo, la figura que partía con más nominaciones (ocho) este año. Finalmente, venció en tres de ellas: mejor interprepación vocal de pop, mejor disco de música urbana y mejor interpretación de r&b tradicional.. En sus discursos, amables pero escasos en palabras, Eilish afirmó que el premio al mejor álbum realmente no lo tendría que haber ganado ella sino Ariana Grande. Un gesto que recordó al de Adele cuando en el 2017 se deshizo en elogios hacia el Lemonade de Beyoncé, cuando fue reconocida con la máxima categoría con 25. Con menos emoción, más frialdad y algo de timidez, Eilish quiso así mandar un cariño a su compañera.